Cultura y Espectáculos, Nacional, Yucatán

Uxmal reconocerá a custodios, paramédicos y personal de protección civil

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El próximo lunes 7 de diciembre, la ciudad prehispánica de Uxmal, junto con tres más de la Ruta Puuc, en Yucatán: Kabah, Sayil, y Labnah, cumplirá 24 años de su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial. Debido a la pandemia y cumpliendo con el protocolo recomendado por las autoridades sanitarias, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) conmemorará esta declaratoria en la Zona Arqueológica de Uxmal, con una sencilla actividad.

En el evento, el cual presidirán el titular del Centro INAH Yucatán, Eduardo López Calzada; y los directores de la Zona Arqueológica de Uxmal y de la Ruta Puuc, y del Proyecto Kabah, los arqueólogos José Huchim Herrera y Lourdes Toscano Hernández, respectivamente, se entregarán reconocimientos a trabajadores de la institución, por su destacada labor en la limpieza y vigilancia de estos lugares de memoria durante este 2020, marcado por la contingencia mundial a causa de la COVID-19.

Asimismo, en el acto que también encabezarán los presidentes municipales de Santa Elena y Muna, Luis Sansores Mian y Rubén Carrillo Sosa, se distinguirá el trabajo de los custodios: María Guadalupe Isabel Moreno Caamal, de Uxmal; Isauro Alejandro Dzul Tuyub, de Oxkintok; Miguel Ángel Uc Delgado, Jovany Abimael Mas Uc y Omar Enrique Huchin Puc, de Sayil.

El reconocimiento se hará extensivo al Departamento de Protección Civil del municipio de Santa Elena y, de manera particular, a los paramédicos Mauricio Alonzo Alcocer Sabido y José Guadalupe Torres Palma, por su valioso desempeño y apoyo en la verificación del cumplimiento de las normas sanitarias de ingreso a la Zona Arqueológica de Uxmal.

Cabe recordar que, en 1996, la ciudad prehispánica de Uxmal y los sitios de Kabah, Sayil y Labnah fueron declarados Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con base en tres criterios que sostienen su valor universal excepcional; el primero de ellos, porque representan una obra maestra del ingenio creativo humano.

Asimismo, por ser testimonio de un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo o dentro de un área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura, tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico; además, por representar una tradición cultural o a una civilización existente o ya desaparecida, en este caso, la maya prehispánica y sus actuales herederos.

También es importante mencionar que el 2 de octubre de 2015, Uxmal fue inscrita para recibir una protección especial establecida en la Convención de la Haya, creada el 14 de mayo de 1954, tras la Segunda Guerra Mundial: El Escudo Azul, mediante la cual se resguarda al patrimonio en situación de guerra y desastres, a través de un Comité Internacional que abarca la prevención y la respuesta en situaciones de crisis y poscrisis.

Esta protección especial se da por la relevancia histórica, cultural y científica de carácter extraordinario de estas ciudades, reforzando el amparo del que ya gozan en su calidad de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Se trata de una inscripción y señalización que se activa con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional, mediante planes de emergencia ante desastres de origen natural o antropogénico.

A través de todos estos mecanismos, se intenta preservar para las futuras generaciones, el gran paisaje arquitectónico de Uxmal, el cual se complementa con piedra tallada en estilo filigrana que representa una manifestación artística única enclavada en un entorno ecológico singular.

Durante la época prehispánica, Uxmal surgió como un gran centro urbano con gran poder político y económico que, a lo largo de los siglos y aún hoy, ejerce una poderosa influencia en la región como un centro cultural en la península de Yucatán; siendo un ejemplo singular y único de una gran ciudad precolombina con una ubicación estratégica que permitió la interacción con otros sitios del Altiplano Central y el resto del área maya.

En 1913 se iniciaron labores para su limpieza y, en 1927 empezó a ser motivo de tareas de conservación, restauración y protección, las cuales de manera sistemática continúan, por parte del INAH, hasta nuestros días. Cabe destacar que arqueólogos mexicanos llevan a cabo la restauración arquitectónica de Uxmal y de la Ruta Puuc, utilizando materiales originales como la cal y reproduciendo el sistema constructivo original para recuperar la majestuosidad original de los monumentos, garantizando la precisión estructural y decorativa de los antiguos edificios.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + = 20