Contacto Ciudadano, Mérida, Portada, Yucatán

Un milagro de vida en el Hospital O´Horán

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El niño Miguel Josué Martínez Uc se recupera después de una intervención quirúrgica por el traumatismo craneoencefálico que le causa un motociclista en su natal Dzoncauich.- Una jueza libera al conductor que, ebrio e intoxicado, invade el carril contrario

Por Martha López Huan

Los milagros sí existen y es gracias al poder que tiene una oración, dice la señora Ana Uc, originaria de Dzoncauich, Yucatán, quien pasó los últimos días cuidando a su hijo Miguel Josué Martínez Uc en el Hospital Agustín O´Horán.

–A mi hijo lo atropelló José Andrés Cimé Novelo, alias “Barra”, originario de Temax, Yucatán, pero la jueza Elsy del Carmen Villanueva Segura liberó al culpable al considerar que mi hijo de ocho años de edad se tuvo la culpa por estar jugando bombitas en la calle el 31 de diciembre pasado –dice.

¿Qué hacía mi hijo en la calle, a las 11 de la noche del 31 de diciembre? “Pues lo que hacía la mayoría de los niños: jugando  bombitas para quemar al ´viejo´ y al mismo tiempo me esperaba para cenar en Año Nuevo”.

Sus ojos lagriman de nuevo al recordar la resolución de la jueza, quien no tomó en consideración que “El Barra” manejaba a exceso de velocidad en las calles de Dzoncauich.

Jpeg
Miguel Josué se restablece muy bien y rápido. (Foto: Martha López Huan)

A pesar de que los testigos informaron que el joven se “voló” dos altos e invadió el carril derecho donde se encontraba Miguel Josué con otros cuatro niños, porque venía rápido, alcoholizado e intoxicado (en los bolsillos de su pantalón se encontró un bote con resistol 5000 al momento de detenerlo cuando intentaba huir), el expediente de la Fiscalía al parecer no estaba completo, por lo que la jueza favoreció al que ocasionó el accidente en Dzoncauich.

Sin embargo, causó la molestia de la madre y tíos del niño, cuando en el Juicio Oral, la jueza preguntó: “¿Por qué sólo atropellaron a Miguel Josué del grupo de cinco niños?”

–Esa jueza fue muy injusta, porque un niño de ocho años de edad no puede conocer las leyes de Tránsito ni estaba en el camino del motociclista ebrio –asevera y reflexiona: “Además, fue una moto, si hubiera sido un coche… los cinco niños estuvieran en el hospital”.

CADENA DE ORACION PARA MIGUEL

La noticia conmocionó al pueblo y se unió en oración para pedir por la salud del niño que resultó con traumatismo craneoencefálico severo, “pero gracias a Dios los médicos del Agustín O´Horán salvaron a mi hijo. El poder de la oración funciona: ocurrió un milagro en el O´Horán, porque el diagnóstico de mi hijo era muy grave”, insiste.

Después de 12 días, el pequeño fue dado de alta, “pero recibirá tratamientos por las secuelas que le dejó el accidente. Tendrá que tomar terapias para que su cuerpo regrese a la normalidad, porque una parte quedó con semiparalizado”.

Al reaccionar de la intervención quirúrgica, Miguel Josué preguntó en dónde estaba, qué le había ocurrido y cuando regresaba a Dzoncauich “para jugar con mis primitos, los extraño a todos”.

Finalmente, Ana Uc agradece al personal médico del Hospital Agustín O´Horán, principalmente a la trabajadora social del Piso de Pediatría y a la subdirectora administrativa Guadalupe González Caamal, “por todo su apoyo y atenciones, considerando que soy una persona de escasos recursos”.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *