Cultura y Espectáculos

Traducirán al español el Chilam Balam de Tizimín

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El antropólogo Indalecio Cardeña Vázquez y su hijo Cristian trabajan en su proyecto más importante de este 2020

Por Martha López Huan

El antropólogo, investigador y escritor Indalecio Cardeña Vázquez y su hijo Cristian realizan una de sus obras más importantes: la traducción del Chilam Balam de Tizimín.

—Con ayuda de mi hijo que habla y entiende bien el inglés, estamos traduciendo el libro de la investigadora y arqueoastrónoma estadounidense Maud Worcester Makemson, quien tradujo del maya al inglés El Chilam Balam de Tizimín en la década de los 40s —agregó.

Makemson, quien murió a los 86 años de edad (25 de diciembre de 1977) fue asesora y consultora de la NASA por sus importantes aportaciones para que los astronautas ubicaran su posición sobre la Luna.

En entrevista exclusiva, Cardeña Vázquez destacó la importancia de la traducción que ayudará a revelar pasajes importantes de la cultura maya, “y la evidencia arqueológica que nos da la iglesia de Tizimín”.

Se cree que la antigua iglesia del Santuario de los Reyes Magos de Tizimín se construyó sobre un importante templo maya, pero su posición varía unos grados en relación con otras construcciones prehispánicas.

El Chilam Balam de Tizimín, junto con los de Ixil, Chumayel, Maní, Teabo, Tekax y Oxkutzcab son libros escritos en los siglos XVI y XVII por personajes anónimos que relatan hechos religiosos, históricos, de medicina tradicional, astronomía y otros segmentos de la cultura maya.

El investigador y periodista, quien reveló que la traducción del libro es su proyecto más importante de este 2020, precisó el significado de Chilam Balam.

—El Chilam Balam es el nombre que se le dio a un sacerdote que tenía esa función. Los chilames eran los sacerdotes encargados de vaticinar el futuro, no eran profetas, había otra categoría para profetas, su única función vaticinar y Balam es el apellido de una familia que se dedicaba a eso, entonces decir Chilam Balam es como decir el sacerdote Balam —explicó.

El escritor yucateco dijo que todo se escribía en maya y las fuentes indican que ese sacerdote de apellido Balam fue el que realizó un texto que se encontró en Maní.

Luego se fueron encontrando textos similares en distintas regiones, como Chumayel, Tizimín, Oxcuzcab, Teabo y otros lugares a quienes se les dio el nombre genérico de Chilam Balam.

—El Chilam Balam, que contiene información miscelánea de la cultura maya, quedó como nombre general de los textos en maya encontrados en diversos sitios de Yucatán —indicó.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *