Cultura y Espectáculos, Religión

“Somos un pueblo especial para Dios”

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Marcos Witt bendice, alaba, exalta el nombre de Jesús y, a través de la Biblia, ofrece el mejor regalo: vida eterna.- Noche de divinidad con Gospel 3:16 de Tabasco y T-Bone

 

Por Martha López Huan

marcos-witt“Tu fidelidad es grande, tu fidelidad incomparable es, nadie es como tú, bendito Dios…”

Marcos Witt regaló una noche llena de bendiciones y alabanzas en El Coliseo Yucatán, donde descifró el poder de algunas letras de la Biblia ante unas cuatro mil personas que glorificaron el nombre de Dios y su hijo J
esucristo.

–Señor Jesús te pido sanidad para el pueblo de Yucatán, sana sus finanzas y restaura matrimonios –indicó ante gritos de júbilo y “amén”.

Los aplausos llegarowit2n cuando el cantante, ganador de diversos premios mundiales, reveló que siempre le gusta venir a Mérida y pidió en nombre de Jesús que cubra con su sangre poderosa a los cristianos, “somos un pueblo especial para Dios”.

El concierto estuvo lleno d
e divinidad no sólo por las frases y algunos pasajes tomados de la Biblia –enmarcados por música alegre-, sino porque Marcos Witt demostró el poder de la oración en su misma persona: Dios literalmente le restauró las piernas hace algunos años, después de sufrir un accidente en un lago de Estados Unidos, “al que habitualmente iba con mi familia”.

Las confesiones de pasajes alegres y tristes de su vida, se combinaron con un llamado al público: “Pónganse de pie y repitamos. Señor, te necesito, entra a mi vida, toma control de mi vida. Perdona mis pecados, lávame y  límpiame con tu sangre preciosa”.

Sin embargo, la oración más célebre de la noche fue: “Yo creo que Jesús es el Señor y creo que Dios lo  levantó entre los muertos y recibo el regalo de sus salvación. Amén. Si repitieron esta oración con sinceridad y entrega,  ustedes acaban de pasar de muerte a vida eterna…”.

 wit

NOCHE DE DIVINIDAD MUSICAL

La noche de divinidad musical llegó minutos antes de las 21 horas con la presencia de Gospel 3:16, el grupo originario de Tabasco, quien al compás de ritmos alegres dejó entrever las maravillas de Dios.

El vocalista y sus músicos también glorificaron al Señor Jesucristo, cautivando a la multitud de cristianos y pentecostales que se llenaron de bendiciones.

Cuando tocó el turno al rapero T-Bone, la multitud ya estaba cautiva por las letras de Marcos Witt, quien lo invitó a subir al escenario para alabar a Jesús a travwit3és de la música.

¿El final? Sublime, porque Marcos Witt pidió al pueblo enamorarse de la obra de Dios,  invitó a leer la biblia y reconoció que a pesar de todo lo que pase en el mundo… «Dios, sigue siendo Dios»

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − = 10