Contacto Ciudadano, Religión

Pumuch sigue su tradición

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El sepulturero Venancio Tuz Chi revela cómo preparan a sus Fieles Difuntos para presumirlos ante el mundo durante el Festival del Día de Muertos que se realizará del 31 de octubre al 1 de noviembre

Por Martha López Huan

 

La tarde soleada ilumina de forma esplendorosa el Cementerio de Pomuch, comunidad ubicada al norte de Campeche, donde los vivos cada año se preparan para recibir a sus Fieles Difuntos de forma extraordinaria.

–Las familias acuden al cementerio para limpiar los huesos de sus difuntos, nos alistamos para celebrar el Festival del Día de Muertos que se realiza del 31 de octubre al 1 de noviembre –dice don Venancio Tuz Chi, quien desde hace 20 años ofrece sus servicios en el camposanto.

Famoso porque brinda su tiempo para enseñar a los turistas la tradición de limpiar huesos en el Cementerio de Pomuch, con orgullo dice él y la comunidad viven por sus muertos.

–No me da miedo. Cada día llego y saco la caja que contiene los restos mortales de mis parientes o de algunos amigos y me pongo a limpiarlos con una brocha, eso significa que los vestiremos con un mantel nuevo para que vengan al Hanal Pixán bien vestidos y limpiecitos –relata mientras ejerce su extraña labor.

Uno a uno y con gran paciencia, don Venancio sigue la tradición de sus abuelos: saca los huesos desde el cráneo, clavícula, radio, cúbito, húmero, costillas hasta los falanges (huesos pequeños).

Después, acomoda un mantel bellamente bordado sobre la caja metálica y empieza a limpiar los huesos y nuevamente los va acomodando uno a uno.

–Empiezo con los más pequeños, sigo con los huesos largos y de último el cráneo –explica y muestra un mantel pintado a mano que lleva impreso el nombre de su abuelo, Venancio Tuz Euán.

–Pero, ¿no le da miedo?

–No, porque son los huesos de mis parientes y a los difuntos les gusta venir a disfrutar el Hanal Pixán limpios y con ropa nueva –agrega, feliz porque esa actividad ha dado prestigio a la comunidad, famosa por sus pichones (panes rellenos de jamón, queso y chile jalapeño).

Don Venancio informa que el Festival del Día de Muertos se realiza del 31 de octubre al 3 de noviembre, “pero nosotros comenzamos la limpieza de huesos desde el 24 y viene mucha gente al cementerio a ver nuestra tradición”.

Su mirada se dirige a otros sitios del campo santo, donde se pueden observar nichos abiertos, en cuyo centro están las cajas metálicas con cráneos iluminados por el Sol de la tarde, dando un brillo especial a los difuntos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *