Turismo, Yucatán

Prestadores de servicios turísticos denuncian mafias en Chichén Itzá

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather


Piden a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Gobierno de Yucatán, Secretaría de Fomento Turístico y al presidente de México intervención urgente para acabar con pseudo guías, vendedores ambulantes y sobornos

Por Martha López Huan  

La administración de Mauricio Vila Dosal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia deben intervenir de forma urgente para acabar con la mafia que impera en la zona arqueológica de Chichén Itzá, de lo contrario el desprestigio colapsará con el Patrimonio Mundial de la Humanidad, manifestaron diversos prestadores de servicios turísticos.

“No es posible que pseudo guías, piratas no son porque tienen documentos que los avalan, estén por la zona arqueológica dando información falsa a los visitantes que vienen de otras partes del mundo y encima, les cobren”, indicaron, pero declinaron identificarse por temor a la mafia que impera en la zona.

Los prestadores piden que investiguen y castiguen a quien resulte responsable, ya que en el caso de los pseudo guías “hay autoridades que se prestan al engaño al vender las credenciales a personas sin ninguna preparación académica, “algunos no terminaron la primaria ni secundaria”.

“Descubrimos que las personas que les venden las credenciales en cantidades que van de los 35 a 50 mil pesos, les incluyen los certificados de preparatoria y, si pagan más, hasta la licenciatura”, aseveraron con una demanda: “esto debe parar por el bien de Chichén Itzá”.

Exigieron que se investigue a personas de la Secretaría de Turismo de Cancún, ya que la mafia incluye a personal de esa dependencia que brinda las credenciales de guías de turistas apócrifas.

“Hay una mujer de nombre Yuliana que ´cobra por poner exámenes´ y un tal Luis que forma parte de esa ilícita negociación”, indicaron.

También hicieron un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que intervenga, “urge que investiguen para que también se acabe la mafia de vendedores ambulantes que están regados por toda la zona arqueológica de Chichén Itzá, dejando un mal sabor de boca a los turistas”.

“Lo peor del caso es que el director de la zona, Marco Antonio Santos, recibe sobornos para hacerse de la vista gorda y sigan laborando los pseudo guías y vendedores ambulantes”, comentaron.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

65 − = 63