Mérida, Portada, Religión, Yucatán

Piden redescubrir los caminos de Dios

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El V Arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, celebra el primer domingo de Adviento.- “Nuestro corazón, el único pesebre donde puede y quiere nacer nuestro Señor Jesús”

Por Martha López Huan

El V Arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, celebró el primer domingo de Adviento, “camino a la celebración digna de la solemnidad de la Navidad”, con el hermoso mensaje del Salmo 24: “Descúbrenos Señor tus caminos”.

“El santo tiempo del Adviento es para redescubrir los caminos de Dios y aceptar que nuestro propio camino no coincide con la senda de Dios, que estamos en una equivocada que nos aleja de nuestra familia, de las personas que amamos y de las que debemos amar”, aseveró.

En la misa dominical, monseñor explicó que serán cuatro domingos los que transcurrirán antes de la Navidad, “ya sabemos el simbolismo bíblico que encierra ese número: significa un tiempo de prueba, de caminar en medio de dificultades, de desierto y austeridad”.

Rodríguez Vega dijo que durante el Adviento no se proclamará el himno de gloria en las misas y se simboliza con el color morado en las vestiduras litúrgicas, así como en tres de las veladoras de la Corona de Adviento.

El número cuatro significa a su vez “un tiempo de esperanza y alegría porque el Señor camina en medio de nosotros”.

“Significa también que estamos esperando la segunda venida de esperanza y alegría que se ven representadas en las lecturas del tercer domingo de Adviento, que exhortan a vivir siempre alegres”, precisó.

La Corona de Adviento lleva cuatro velas para encender una cada domingo y en medio va una de color blanco para la noche de la Navidad.

En la primera lectura de este domingo 28 de noviembre de 2021, tomada del Libro del Profeta Jeremías, se anuncia la cercanía del cumplimiento de la promesa que el Señor hizo desde la antigüedad al pueblo de Israel: “Haré renacer del tronco de David un vástago santo”.

Jesús, en línea humana, es descendiente del rey David “y sabemos que sin contar la maravillosa santidad de María Inmaculada llena de gracia y del varón justo que era San José, en esa línea familiar, en su historia, hubo un poco de todo, incluso fue una familia en la que se cometieron gravísimos pecados”.

Significa que el Señor Jesús “nació en una familia como cualquier otra, como la tuya y la mía, El vino a solidarizarse con cada familia, pero en la Sagrada Escritura podemos ver cómo viene la descendencia desde Abraham hasta  David hasta el Señor Jesús, tal como lo describen San Mateo y San Lucas en sus respectivos Evangelios.

Dice también Jeremías que el desciende de David ejercerá la justicia y el derecho en la tierra.

“En todo el mundo, particularmente en México, estamos ansiosos de que venga a imperar la justicia y el derecho y mientras vuelve Jesús a este mundo debemos procurar acciones que implican justica y derecho, y eso será adelantar su reino, porque por más buenos gobernantes que tengamos en este país y en el planeta, sólo el reinado de Cristo traerá lo que anhelamos”, indicó el Arzobispo de Yucatán.

Al leer el Santo Evangelio según San Lucas, Monseñor dijo que es Jesús quien nos habla de las señales que precederán su segunda venida al mundo.

“Cuando veamos al hijo del hombre en una nube con gran poder y majestad, serán signos terroríficos para quien no los entiende, pero para los cristianos serán signos de alegría”, explicó.

Finalmente, dijo que la Navidad se celebra con nacimientos, luces, árbol, esferas, regalos, pero esta hueca si no hay amor en nuestro corazón, que es el único pesebre donde puede y quiere nacer el hijo de Dios.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

66 − = 61