Cultura y Espectáculos, Mérida

“Pedro Infante fue un gran hombre”

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Lucía Benigna Alcocer Ravell cuenta algunas vivencias de su familia con el Idolo de México, en el marco del 64 aniversario luctuoso

Por Martha López Huan 

El actor, cantante y capitán Pedro Infante Cruz sigue vivo en el corazón de los mexicanos, especialmente en Mazatlán, Sinaloa, donde nació el 18 de noviembre de 1917, y en Mérida, Yucatán, donde falleció en forma trágica el 15 de abril de 1957 cuando cayó el avión que lo trasladaría a la capital del país.

–Pedro Infante fue un gran hombre, caritativo, de buen corazón y atento, por eso todo el mundo lo quería –cuenta doña Lucía Benigna Alcocer Ravell, mejor conocida como tía Nancy, quien tuvo el privilegio de conocer y convivir con el Idolo de Guamúchil cuando era casi una niña.

En entrevista exclusiva, en el marco del 64 aniversario luctuoso del intérprete de Amorcito corazón, Qué te ha dado esa mujer, El piojo y la pulga, Cien años años y otras 314 canciones del género ranchero, relata que lo conoció en Mérida, porque trabajaba con su padre Francisco Alcocer Cisneros, en la compañía Transportes Aéreos Mexicanos(Tamsa).

Con la sencillez que lo caracterizaba, “Pedro Infante llegaba siempre de buen humor y a veces almorzaba lo que preparaba en casa mi mamá, doña Soledad Ravell Maldonado, nunca se comportó con un artista ni como socio de Tamsa, siempre fue generoso y amable, por eso la gente aún llora en su aniversario luctuoso”.

–Usted, ¿cómo lo recuerda?

–Recuerdo que Pedro Infante fue un gran hombre y a mi padre no lo apreciaba, lo quería, lo quería mucho, porque también era su alcahuete, le decía: “gordo, hoy te necesito, vamos a llevar serenata”, y mi papá lo llevaba en el camión que manejaba de Tamsa –dice la tía Nancy sobre el Idolo de México que participó en más de 60 películas, como Tizoc (1956), con el que obtuvo el Oso de Plata de Berlín en la categoría de Mejor Actor.

Esa cinta, que protagonizó con María Félix,  también ganó un Globo de Oro como Mejor Película Extranjera, premio que otorgó la prensa extranjera acreditada en Hollywood.

La tía Nancy, quien hace 60 años dejó su natal Mérida para vivir en el puerto de Veracruz con sus hijos, asegura que Pedro Infante Cruz era muy bueno, “nos llevaba a todas las fiestas que lo invitaban, como cuando se recibió de capitán. Mi padre, mi hermana Margarita Martina Alcocer Ravell y yo nunca faltábamos. A veces nos acompañaban mis hermanos José Francisco y Moisés Roberto Alcocer Ravell, mi mamá sólo fue unas cuatro veces”.

En su familia también se incluye su medio hermano Luis Alcocer Rosado, que era el más pequeño de todos y que sigue viviendo en Mérida y que guarda un gran tesoro: las fotos de Pedro Infante y su padre y otros compañeros de Tamsa”.

Aunque no recuerda bien si tendría en esa época 14 ó 15 años de edad, la tía Nancy muestra una foto en la que luce una mantilla, “que me regaló don Ruperto Prado Pérez, era un viejito que quería mucho a Pedro Infante”.

Don Ruperto, un empresario chiclero en la zona maya de Santa Cruz, hoy conocido como Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, fue padrino del Pedro Infante.

En la Península de Yucatán se cuentan muchas anécdotas sobre el Idolo de Guamúchil, ya que en Mérida, Chetumal y Campeche paseaba en avioneta y a bordo de su motocicleta Harley Davison.

En Campeche visitaba las playas de Isla Arena, donde los habitantes tienen un museo con artículos del famoso cantante y actor que cautivó a México y Latinoamérica.

A sus 82 años de edad, la memoria de doña Lucía Benigna Alcocer Ravell sigue tan fresca como cuando era una adolescente, pues detalla momentos únicos, “nunca olvidaré que fue caritativo y de buen corazón. Cuando iba con mi padre en el camión de Tamsa y veía a gente sentada a un lado del camino, le decía a mi padre: ´toma gordo, dales esto (dinero), dales todo”.

HOMENAJE VIRTUAL EN MERIDA 

Cada 15 de abril es Día de Pedro Infante en Mérida y autoridades y vecinos de la esquina de La Socorrito (calle 54 entre 87), donde hace 46 años cayó el avión que transportaba al Idolo de México, organizaban grandes festejos, de 7 a 20 horas.

Este 2021, por la pandemia del Coronavirus, el homenaje luctuoso será virtual: a las 9:30 habrá una ofrenda floral en el Parque Pedro Infante, ubicado enfrente de donde se registró el accidente el 15 de abril de 1957.

Al mediodía habrá una carrera atlética y por la noche un concierto con Daniel Medina El Gavilán, Gianni Rivera y el mariachi Nuevo Yucatán, “todo será virtual para evitar contagios contra el Covid-19”, aseguró Luis Canto García, uno de los organizadores de los eventos conmemorativos.

Invitan a los admiradores de Pedro Infante a unirse a las actividades a través de las páginas de Facebook.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

79 − 77 =