Cultura y Espectáculos, Internacional, Mérida, Nacional, Portada, Turismo, Último momento, Yucatán

Oceana pide aumentar la zona de conservación de Arrecife Alacranes

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

La organización internacional presenta un Reporte científico que evidencia conexión entre ese sitio y Bajos del Norte, ambos ubicados frente a las costas de Yucatán.- “Para salvar a uno, el otro debe protegerse”

Por Martha López Huan

La organización internacional Oceana pide a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y a la Comisión de Áreas Naturales Protegidas atender urgentemente a Arrecife Alacranes que obtuvo un resultado “regular” en su salud durante una evaluación científica.

“Urge atender Arrecife Alacranes para que no pierda su biodiversidad”, indica en su informe al evaluar una ampliación del Parque Nacional Alacranes hacia el Arrecife Bajos del Norte, que se encuentran a 250 kilómetros de la costa yucateca.

Los científicos señalan que al ampliar la superficie de protección de los Arrecifes Alacranes y Bajos del Norte, ambos frente a las costas de Yucatán, se resguardará una mayor riqueza biológica, “ya que para salvar a uno, el otro debe protegerse”.

Oceana, organización internacional enfocada en la protección de mares, presentó los resultados de su primera expedición científica realizada en los Arrecifes Bajos del Norte y Alacranes, con apoyo de Blancpain, Sobrato Philanthropies y Foundación Wyss.

A evaluar el estado de salud de los arrecifes, mostró que Bajos del Norte por su alta diversidad, puede ayudar a conservar las funciones de los ecosistemas “estamos a tiempo de conservar un sitio donde habitan cientos de especies marinas, algunas aún sin conocer y otras de importancia comercial”.

Sobre la importancia de la exploración científica, la líder de la expedición Mariana Reyna Fabián explicó que el viaje “arrojó información que facilitará la toma de decisiones en acciones de conservación de biodiversidad y la mejora económica para familias que viven de la pesca de especies cercanas a los arrecifes”.

En Bajos del Norte, se observó un descenso en las especies constructoras de arrecifes, “es un aviso de la necesidad de proteger esa zona”.

Se registraron tres especies de corales en Alacranes que están en alguna categoría de protección de NOM-059-SEMARNAT-2010 y una especie en Bajos del Norte. (Cortesía)

Cuatro de los ocho sitios visitados en ese sitio presentaron mortalidad reciente de corales, según el reporte.

Encontraron 87 nuevos registros de especies en Bajos del Norte, “aún hay una variedad no conocida por lo que esos números incrementarán conforme se conozca más del lugar”.

El informe indica que la salud del Arrecife Alacranes es “regular” debido a baja cobertura coralina, mucho sedimento y crecimiento de algas, lo que impide la recuperación de las colonias”.

Mariana Reyna hizo hincapié en la necesidad de ampliar la superficie de protección del arrecife para resguardar la riqueza biológica.

En la expedición Arrecife Alacranes participaron los científicos Esmeralda Alcantar, Gabriel Cervantes Campero, Yoalli Quetzalli Hernández Díaz, Alfonso Medellín Ortiz, Antar Mijail Pérez Botello, Adrián Munguía Vega, Jazmín Deneb Ortigosa Gutiérrez, Nicole Pedersen y Rodrigo Adrián Rodríguez Vázquez, bajo la dirección de Mariana Reyna Fabián.

El Staff de Oceana lo conformaron Miguel Rivas Soto, Andrea Hierro y Diana Amador Valdez.

La supervisión de buceo científico estuvo a cargo de Laura Ivonne Martín Pérez, con los fotógrafos y camarógrafos Carlos Aguilera Calderón, Jesús Erick Higuera Rivas y Benjamín Magaña Rodríguez, quienes con su arte muestran al mundo las maravillas que hay en los arrecifes que se ubican frente a las costas de Yucatán.

Los científicos calificaron de “regular” la salud de los Arrecifes Bajos del Norte y Alacranes y consideraron necesario prestar atención a los sitios, así como crear estrategias de recuperación.

Los resultados muestran que la comunidad de corales en Bajos del Norte y Alacranes es diferente, compartiendo sólo nueve especies de corales registrados (24%).

Científicos de Oceana presentan un informe ejecutivo de la expedición científica de Oceana. (Cortesía)

Significa que los arrecifes de corales en Bajos del Norte, aún sin ser un área protegida, sustentan una diversidad constructora que son clave para la salud y conservación de los ecosistemas del Banco de Campeche, por lo que es necesario su cuidado y protección.

Es la primera expedición científica en los arrecifes de Yucatán que utiliza la herramienta del ADN ambiental, permitiendo registrar 2,116 especies de la diversidad de Bajos del Norte, siendo el grupo más diverso el de las algas con 44%, seguido de animales multicelulares con 25%.

Los resultados de ADN ambiental junto con los censos visuales en campo confirman que identificaron 87 nuevos registros de especies de invertebrados: 35 crustáceos, 30 moluscos y 22 estrellas quebradizas.

Además, se observaron 19 especies de corales duros.

Se registraron 47 especies de peces óseos por censo visual en Bajos del Norte, siendo importante la presencia del pez perico, una especie clave para el mantenimiento de la salud del arrecife.

Esta es la primera expedición científica de Oceana en México con el uso de fotogrametría y mapas 3D que se realiza en el fondo arrecifal del Banco de Campeche.

El uso de esa herramienta permitió obtener mayor detalle de la vida en las profundidades, dando información sobre la riqueza de especies de coral presentes, estructura e interacciones, entre otras.

La herramienta es un referente base para futuros estudios en la toma de decisiones encaminadas a la conservación de los arrecifes coralinos más alejados de las costas mexicanas: Bajos del Norte y el Parque Nacional Alacranes.

Esos arrecifes se caracterizan por su indudable riqueza y como conexión entre la vida submarina del Golfo de México y el Caribe Mexicano.

Esa mezcla única de paisajes submarinos hace de esos arrecifes un tesoro del capital natural de México que conserva genes, especies y ecosistemas irremplazables.

El Proyecto Alacranes reunió al mejor equipo de expertos para conocer su riqueza, evaluar su salud y dar a conocer al resto los mexicanos las maravillas que esos hábitats marinos contienen.

Estudiaron la presencia de especies no visibles en las inmersiones diarias y nocturnas a través del ADN que queda suspendido en las columnas de agua.

Oceana comparte en su informe “secretos” de la vida submarina de los arrecifes de Bajos del Norte y Alacranes.

En los Arrecifes de Bajos del Norte y Alacranes se observó el pez león (Pterois volitans), especie invasora originaria del Indo-Pacífico que no tiene depredadores naturales, por lo que se reproduce y dispersa a gran velocidad, lo que representa una amenaza para la diversidad y el equilibrio de los arrecifes del Mar Caribe y Golfo de México.

Otra amenaza presente fueron las enfermedades, síndromes y parásitos en los corales.

En Bajos del Norte el síndrome de manchas oscuras estuvo en ocho de los nueve sitios estudiados y la enfermedad por banda negra sólo fue registrada en dos.

Los gusanos poliquetos son un parásito común de baja letalidad que estuvo en seis de los sitios monitoreados.

En Arrecife Alacranes, de los siete sitios estudiados en tres se registraron colonias con manchas oscuras y dos sitios con banda negra.

La afectación por gusanos poliquetos estuvo en tres sitios y sólo en un sitio se encontró la esponja incrustante (Cliona sp.).

Las evidencias de enfermedades, síndromes en los corales en Bajos del Norte y Arrecife Alacranes muestran baja presencia en la mayoría de los sitios, pero es importante seguir con los monitoreos para detectar a tiempo cualquier cambio que comprometa la permanencia y función de los arrecifes en la zona.

El blanqueamiento de los corales varió entre ambas zonas.

En Bajos del Norte se registró en siete de los nueve sitios y las colonias que presentaron esta afectación tenían un área alrededor del 10% blanqueada, lo que es una afectación baja.

En el caso de Arrecife Alacranes se observó en seis de los siete sitios estudiados y la mayoría de las colonias que presentaron blanqueamiento tenían un área afectada menor al 15%, lo que se considera un porcentaje bajo, pero hay que continuar con el monitoreo para conocer si hay recuperación o avance del blanqueamiento.

El cuidado de los arrecifes de coral del Banco de Campeche, además de beneficiar la preservación de la diversidad de la vida marina, mantiene una importante fuente de empleo e ingresos para más de 11,800 hombres de mar que dependen de especies comerciales, como mero, huachinango, pulpo y langosta.

Informe ejecutibo de la expedición científica de Oceana en México: proyecto Alacranes. (Cortesía) 

EL BANCO DE CAMPECHE

Un lugar de gran interés debido a la riqueza natural que sostiene es la plataforma de la Península de Yucatán conocida como Banco de Campeche con una superficie aproximada de 175,000 km2.

Hay dos corrientes de agua que definen el Banco de Campeche, una de norte a sur producida por la Corriente de Lazo y una de este a oeste por la corriente del litoral.

Esas dos corrientes generan zonas donde se mezcla el agua de la superficie con la del fondo, formando así zonas ricas en nutrientes y de gran productividad.

Actualmente, solo el 1.9% del Banco de Campeche está protegido, la zona correspondiente al Parque Nacional Arrecife Alacranes.

Por otra parte, se realizó un estudio de corrientes de la plataforma de la Península de Yucatán para conocer los parámetros físicos (corriente, oleaje, temperatura, salinidad y viento), biológicos (clorofila y productividad primaria) y socio-ecológicos (datos de pesca).

Con esos datos se sabría el estado actual del Banco de Campeche para construir un modelo y evaluar las zonas de conectividad, predecir la dispersión de larvas de especies de interés comercial e identificar posibles refugios pesqueros.

Con la información procesada se elaboró y probó un modelo de alta resolución que ayudó entender las variaciones estacionales en el Banco de Campeche, los sitios potenciales de reproducción y la dispersión de larvas de siete especies de interés comercial, como pulpo maya, pulpo común, langosta, mero rojo, mero Nassau, negrillo y huachinango del Golfo.

El modelo de corrientes mostró una conexión entre Arrecife Alacranes y Bajos del Norte que varía en dirección e intensidad dependiendo de la temporada y las condiciones climáticas presentes.

La corriente de Lazo se mantiene todo el año con variaciones entre temporadas, eso es importante porque Cabo Catoche una zona rica en nutrientes que surgen de forma constante y son distribuidos por la corriente litoral a través del Banco de Campeche.

Por otro lado, la temperatura superficial presentó variación estacional a lo largo del año teniendo un promedio mínimo de 22°C y máximo de 30°C.

Se encontró que la mayor concentración de clorofila está en la zona costera y Arrecife Alacranes, lo cual está relacionado a su vez con la productividad primaria, que es la base de la cadena alimenticia.

A pesar de que el Banco de Campeche es considerado pobre en productividad primaria, se encontraron concentraciones más altas en la zona costera, la región de Cabo Catoche, Arrecife Alacranes, Bajos del Norte y provincia de agua fría.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La conexión entre Arrecife Alacranes y Bajos del Norte es bidireccional y varía la fuente de especies de corales, invertebrados y vertebrados marinos para el resto de los sistemas arrecifales del Golfo.

Mantienen refugio y zonas de reproducción de especies marinas, lo que ayuda a la regeneración de sitios cercanos cuando han sido perturbados por causas naturales o humanas.

Se registraron tres especies de corales en Alacranes que están en alguna categoría de protección de NOM-059-SEMARNAT-2010 y una especie en Bajos del Norte.

La salud de los corales en los Bajos del Norte es buena a pesar de encontrar señales de enfermedades en varias colonias.

El porcentaje de afectación es bajo, poro es necesario trazar acciones para la conservación de esos arrecifes que aún no están dentro de ninguna área protegida.

La salud de los arrecifes tanto en Bajos del Norte y Alacranes se encontró en la categoría de “Regular”.

Los resultados del monitoreo de peces en Bajos del Norte muestran la presencia de las especies loro y cirujanos en todos los sitios, “es un buen indicador y de beneficio para la comunidad coralina ya que su pastoreo libera espacios rocosos que podrán ser colonizados por corales”.

Además, la presencia de peces jóvenes y crías indican que las funciones mantienen un arrecife saludable.

El registro de la presencia del pez león en Bajos del Norte es una llamada para desarrollar un plan de control/erradicación antes que aumenten sus números y haga un daño irreversible al ecosistema arrecifal.

El modelo de corrientes tiene una amplia gama para su aplicación y predicción de posibles escenarios, lo que permite anticipar y planear acciones para mitigar sus efectos negativos en los arrecifes que está frente a las costas de Yucatán.

La investigación multidisciplinaria enriquece el conocimiento científico y genera información de gran valor para la toma de decisiones en materia de conservación protección y recuperación de los ecosistemas marinos.

Científicos de Oceana califican de «regular» el estados de salud de dos arrecifes ubicados frente a las costas de Yucatán. (Cortesía)

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 5 =