Último momento, Yucatán

Gobierno del Estado se suma al homenaje póstumo al filántropo Adolfo Patrón Luján

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Como reconocimiento a su filantropía y sobresalientes aportaciones al fomento, la promoción y el impulso tanto a la cultura como a las artes de Yucatán, Adolfo José Patrón Luján recibió de manera póstuma, de la LXII Legislatura del Congreso del Estado, la medalla y diploma de honor “Héctor Victoria Aguilar”, homenaje al que se sumó el Gobierno de Mauricio Vila Dosal.

La titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, en representación del mandatario, participó en la entrega del máximo galardón otorgado por el Poder Legislativo que recibió a la viuda del extinto empresario, benefactor y artífice de la creación de la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY) y su patronato, Margarita Molina Zaldívar, durante emotiva ceremonia realizada en Sesión Solemne.

La distinción, creada por decreto en 1988 y que, en 2008, se dispuso que se entregue cada año, en conmemoración de la promulgación de la Constitución Política del Estado, reconoce y honra a yucatecas y yucatecos que han trascendido por sus aportaciones en los campos del derecho, el arte, la cultura, la promoción y defensa de los derechos humanos, la preservación del medio ambiente y cualquier otra actividad humanista en beneficio de la entidad, la nación o el mundo.

Luego de recibir la presea y agradecer la distinción, desde la tribuna que ocupó para emitir su mensaje, la actual presidenta del Patronato de la OSY destacó los esfuerzos del Gobernador Vila Dosal y del Congreso, al asignar a la agrupación sinfónica presupuesto para su continuidad.

Molina Zaldívar resaltó la iniciativa que presentó en el Poder Legislativo, de declarar a la OSY como Legado de Adolfo Patrón Luján y Patrimonio Cultural del Estado, propuesta que, aseguró, será ley, ya que más de 12 mil ciudadanos han respaldado el proyecto de vida de su fundador.

Ante el pleno y representantes de los tres Poderes del Estado, recordó que a Patrón Luján “le causaba pesar que la cultura se llegase a considerar un concepto ornamental y no fundamental, un elemento decorativo y no esencial, como realmente lo es para la formación de los seres humanos”.

“En discursos y pláticas, siempre decía: Sin cultura no habrá progreso. La cultura es lo más democrático que existe; no distingue credo, raza, nivel socioeconómico o género, simplemente es el resistol que nos une a todos, es la esencia de nuestras vidas y, por eso, estamos llamados a defenderla y promoverla”, parafraseó.

“Su memoria vive en los planteles escolares que apoyó para reconstruir después de los sismos. Vive en cada uno de los estudiantes de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, y en los músicos y notas de la Orquesta Sinfónica de Yucatán. Adolfo Patrón Luján es memoria viva, y su legado es tradición y cultura”, puntualizó.

Durante la sesión, encabezada por el presidente de la Mesa Directiva de la LXII Legislatura del Congreso local, diputado Luis Enrique Borjas Romero, la legisladora Mirthea Arjona Martin dio lectura a la semblanza del constituyente Héctor Victoria Aguilar, así como la del recipiendario de la medalla, nacido en Mérida el 19 de diciembre de 1926.

Patrón Luján trabajó desde joven en la empresa Adhesivos Resistol, fundada por su padre Rodolfo Patrón Tenorio y que producía pegamentos a partir del almidón de yuca; más tarde, bajo su tutela, creció hasta consolidarse como una de las mayores compañías químicas de México.

La empresa familiar, que se inició en 1934 con cinco empleados y se asoció, a lo largo de los años, con otras firmas internacionales para constituir el Grupo Industrial Resistol, se convirtió, medio siglo después, en un conglomerado de más de 20 marcas, cotizado en la Bolsa Mexicana de Valores, con alrededor de cinco mil trabajadores.

Su filantropía, manifestada principalmente en la promoción de la música y la ópera, lo llevó a ser el fundador de varios patronatos, como el del Conservatorio de Las Rosas, en Morelia, Michoacán, además de que fue patrocinador de la Fundación Pro-ópera para la difusión y promoción de nuevos talentos artísticos.

Fundó y presidió el patronato de la OSY, dirigido a partir de 2015 por su esposa Margarita Molina Zaldívar, del cual fue el principal impulsor, durante 22 temporadas (11 años) de actividad orquestal. Fue también promotor del proyecto Sistema Estatal de Orquestas y Coros Juveniles.

Fallecido el 11 de abril de 2020, a los 93 años, don Adolfo Patrón Lujan recibió el homenaje póstumo con un intenso aplauso de las y los integrantes del pleno, y asistentes al Congreso en su memoria.

Acudió a la Sesión Solemne, por el Poder Judicial, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Ingrid Priego Cárdenas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 + = 90