Cultura y Espectáculos, Internacional, Mérida, Nacional, Portada, Último momento, Yucatán

El Príncipe del acordeón conquista otra vez la Península de Yucatán

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

En Mérida, Alfredo Olivas cautiva a unas 3,500 personas y en Cancún más de 5,000 corean sus corridos y enarbolan el género regional mexicano

Por Martha López Huan

Con apoyo de músicos y vocalistas Alfredo Olivas, demostró el viernes 2 de septiembre en Mérida, Yucatán, por qué es El Príncipe del acordeón. (Martha López Huan)

El cantante, compositor y acordeonista sonorense Alfredo Olivas, El Príncipe del acordeón, llegó a la Península de Yucatán a refrendar el cariño de sus seguidores: unas 3,500 personas en Mérida y más de 5,000 en Cancún disfrutaron los conciertos que forman parte del Tour 2022 que realiza por varias ciudades de México.

En el Polifórum de Mérida, el intérprete de El paciente, El problema, Tus lágrimas y el Día de muertos prendió a la multitud que llegó a diversos sectores de la sociedad para disfrutar de cerca al artista originario de Ciudad Obregón, Sonora.

“¿Cómo está Mérida? ¿Cómo quedaron los Leones de Yucatán?”, dijo a manera de saludo y la multitud ovacionó al artista la lluviosa noche del viernes 2 de septiembre.

No necesitó más…

Alfredo Olivas tuvo mucha seguridad durante sus conciertos en Mérida y Cancún. (Martha López Huan)

Los admiradores corearon, gritaron y bailaron los corridos, temas del género regional mexicano y banda que arrasan en el norte de México y sur de Estados Unidos, donde Alfredo Olivas, con apenas 13 años de trayectoria, tiene un lugar entre los favoritos.

José Alfredo Olivas Rojas (1 de octubre de 1994) ofreció durante dos horas un espectáculo de calidad, con una docena de músicos, vocalistas y guaruras en escena, que protegían la integridad del cantautor que comenzó su carrera en 2009 con el álbum Con el pie derecho.

El tercer encuentro de Olivas con el público yucateco fue genuino, lleno de armonía y baile, quizá porque el diseño del Polifórum Zamná permite disfrutar el espectáculo desde cualquier ángulo.

Los gritos de las admiradoras, las flores y los muñequitos de Simi, incluso uno con su sombrero charro, pusieron feliz al artista y sus guaruras.

El exceso de guaruras en Mérida, “la ciudad más segura de México”, obedece al atentado que sufrió el cantautor en 2015 en Chihuahua, donde recibió ocho impactos de bala.

De hecho, su hermano Irving, su cuñada y sobrina murieron en Jalisco en 2021 durante un atentado.

La admiración y el cariño se mezclaron con el juego de luces, logrando una noche espectacular tanto para Olivas como para los seguidores.

EL PRINCIPE DEL ACORDEON

El cantante, compositor y acordeonista Alfredo Olivas ofreció más de dos horas de concierto en Merida. (Martha López Huan)

Alfredo Olivas, mejor conocido como El Patroncito, se está convirtiendo en El Príncipe del acordeón, instrumento que hace florecer sus sentimientos y resaltar su espectáculo por la forma en que lo abraza, lo promueve y lo usa.

El título se lo va ganando pulso, ya que sigue el paso del Rey del acordeón: Ramón Ayala, el maestro de maestros que también es cantante y compositor (Monterrey, 8 de diciembre de 1945) con una larga trayectoria en México y Estados Unidos.

La fructífera carrera del intérprete de Ni con labios prestados, Volverá y El paciente incluye el Top Latin Billboard 2015 por su quinto álbum El privilegio que estuvo en el número dos del Top de Música regional mexicana.

Después de Mérida, el sonorense viajó a Cancún, Quintana Roo, donde también acarició las mieles del triunfo.

La gira continua por Nuevo Laredo (16 de septiembre), Piedras Negras (23), Chimalhuacán (30 de septiembre y 1 de octubre), Mexicali (15), Pachuca (21) y Guadalajara (23).

BANDA TIERRA NUEVA

El concierto de Alfredo Olivas comenzó minutos después de la medianoche, pero el tiempo se fue como agua gracias al talento de los integrantes de la banda Tierra nueva que entretuvieron al público que iba llegando al Polifórum Zamná.

Los músicos presentaron varios temas nuevos y descubrieron “que Yucatán sí canta”.

La banda supo ganarse al público yucateco que esperó paciente a Alfredo Olivas, El Príncipe del acordeón.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 − 24 =