Cultura y Espectáculos, Internacional, Mérida, Nacional, Portada, Sociales, Yucatán

El Museo Palacio Cantón cuenta con fotografías la historia del bordado

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

La exposición “Hilos y recuerdos. Herencia, costumbre y tradición en la Península de Yucatán” estará un mes sobre Paseo de Montejo, a un costado del recinto del INAH

Por Martha López Huan

Los diversos estilos de bordado que hay en la Península de Yucatán, algunos de los cuales están a punto de perderse. (Martha López Huan)

Colores, formas, diseños y diversos estilos de bordados que surgen en la época de los mayas prehispánicos hasta nuestros días, se pueden conocer en la exposición “Hilos y recuerdos. Herencia, costumbre y tradición en la Península de Yucatán”, del 29 de mayo al 29 de junio, a un costado del Museo Palacio Cantón, sobre la banqueta en Paseo de Montejo.

–La muestra tiene dos objetivos: la presencia del Palacio Cantón fuera de sus muros y visibilizar el bordado, promoverlo y mantener viva la tradición, porque la gente da por sentado que está allá y no se da cuenta que es una actividad en riesgo, en peligro de desaparecer –manifestó la antropóloga Pilar Canto Méndez, curadora de la exposición que muestra 30 fotografías de cuentan la historia del bordado entre los habitantes de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

En entrevista exclusiva, lamenta que en la actualidad se vea el bordado sólo como algo turístico, pero admite que en el interior del Estado las cosas no están tan mal, “porque vez a la muchachada con short de mezclilla, pero con su blusa bordada”.

–Gracias a eso se “medio” rescata el trabajo de las bordadoras, aunque los trabajos son sencillos, sólo se bordan flores, pájaros y formas –dijo y reconoció que la economía es otro punto importante, “no todos pueden comprar un hipil o blusa de hilo contado para jugar en la calle”.

Pilar Canto Méndez invita a la ciudadanía a disfrutar la muestra, “les encantará conocer la historia, “sabemos que antes, se tejía el algodón en forma directa para formar imágenes, como las telas bordadas que se encontraron en el cenote de Chichén Itzá”.

La especialista, explicó que los antiguos habitantes de Chichén Itzá bordaban directo con hilos, no con agujas, “pero todo cambia con el paso del tiempo, la llegada de los españoles y el Colonialismo”.

Otro ejemplo de la antigüedad de los bordados se registra en las figuras de Jaina, ya que las vestimentas de los guerreros, oradoras y mujeres con actividades cotidianas muestran diversos estilos de bordado.

–No hay evidencia de que los bordados eran exclusivos para los soberanos mayas o la élite, pero sí que se usaba el bordado –indicó.

La antropóloga habló del hipil, los diseños y los cambios que se registran en la actualidad, “antes, era impensable que un hipil no fuera blanco, ahora hay en diversos colores, texturas y diseños”.

–En Quintana Roo, hay otros estilos, pues se siguen creando diseños geométricos relacionados con el simbolismo y cosmovisión maya –explicó.

UN RECORRIDO ESPECIAL

El director del Museo Regional Palacio Cantón, Bernardo Sarvide Primo (c) invita al recorrido de la exposición que se ubica a un costado del recinto, sobre Paseo de Montejo. (Martha López Huan)

Por su parte, el director del Museo Regional Palacio Cantón, Bernardo Sarvide Primo, también habló de la importancia del bordado e hizo una invitación a disfrutar la exposición “Hilos y recuerdos. Herencia, costumbre y tradición en la Península de Yucatán”.

–Con la muestra en la banqueta, tratamos de acercar los contenidos del Museo Palacio Cantón y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a todas las personas y ahora nos tocó hablar del patrimonio local y el bordado, que es una tradición que se debe presumir -indicó.

Después de recorrer la historia del bordado en fotografías, el arquitecto Sarvide Primo invita a disfrutar el museo de 10 a 17 horas, ya que en la planta alta está la muestra “Una larga hebra” de Elena Martínez Bolio que recrea en imágenes su visión sobre los bordados y  la violencia que sufren las mujeres.

–Vengan temprano y comiencen su recorrido por la exposición en Paseo de Montejo y después entren al Museo Palacio Cantón que en el primer piso tiene la muestra temporal “La palabra visible, escritura jeroglífica maya”.

Los fotógrafos participantes son Silvia Carrillo, Pim Schalkwijk, Lavive Massa Geded, Alejandra Tah, Jimena Horta, Maritza Yeh, Miguel Durán, Michael Covián y Jason Bluff.

La antropóloga Pilar Canto Méndez, curadora de la exposición que muestra 30 fotografías de cuentan la historia del bordado entre los habitantes de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, dice que la tradición está en riesgo de perderse. (Martha López Huan)
La curadora de la exposición Hilos y recuerdos, la antropóloga Pilar Canto Méndez, realizó una investigación exhaustiva, cuyos resultados son sorprendentes. (Martha López Huan)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 − 25 =