Cultura y Espectáculos, Último momento

De nuevo se podrá apreciar el esplendor maya

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El Centro INAH Yucatán anuncia la reapertura de escalonada de siete de zonas arqueológicas:  Xcambó, Mayapán, Uxmal, Izamal, Ek Balam, Chichén Itzá y Dzibilchaltún

Por Martha López Huan

Los visitantes nacionales, locales e internacionales de nuevo podrán apreciar el esplendor maya: el próximo 14 de septiembre el Centro INAH Yucatán, que encabeza el arqueólogo Eduardo López Calzada, reabrirá parcialmente “y de forma escalonada” cinco de las 17 zonas arqueológicas que fueron cerradas en el Estado en marzo pasado a causa del Covid-19.

–En principio reabriremos Xcambó, Mayapán, Uxmal, Izamal y Ek Balam y el 22 de septiembre Chichén Itzá y Dzibilchaltún; el movimiento será gradual, escalonado, promoviendo el distanciamiento social entre los grupos, para que haya circulación y no se estanque el visitante –explicó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Yucatán.

Los sitios tendrán medidas especiales, como una entrada especial y otra puerta de salida y sólo se permitirá el acceso de los visitantes que porten cubrebocas.

En entrevista exclusiva, comentó que el próximo 17 de septiembre se abrirá el Museo Regional de Antropología Palacio Cantón y el 22 el Museo del Pueblo Maya, ubicado en Dzibilchaltún.

Las otros sitios prehispánicos se reabrirán de acuerdo con los datos epidemiológicos que brinde la Secretaría de Salud,  “la dependencia nos dará la pauta en el futuro, en principio empezaremos con estas zonas arqueológicas, donde recibiremos el 30 por ciento del flujo habitual”.

–¿El precio de las entradas seguirá igual?

–Sí, en eso no habrá variaciones, sólo tendrán que adquirir los boletos en las taquillas de las zonas arqueológicas para llevar un control del flujo de acceso.

Para la reapertura de Xcambó, Mayapán, Uxmal, Izamal, Ek Balam, Chichén Itzá y Dzibilchaltún se plantea un porcentaje de visitantes, “todo dependerá de la capacidad de carga de cada sitio,  pero se calcula que será alrededor de un 30 por ciento para respetar la sana distancia”.

–El porcentaje se obtiene con los datos que tenemos acumulados de visitantes durante años anteriores,  así podemos más o menos intuir que el rango de visita es menor en una zona y mayor en otra –explicó.

Eduardo López Calzada comentó que el comportamiento de los usuarios también es distinto, “en algunos casos llegan muy temprano a algunas zonas, en otras al medio día y en unas más al atardecer”.

–Todos esos datos, y otros más, los ponderamos para que cada sitio cuente con un protocolo y sus especificaciones sean muy concretas. En lo general, esta es la conclusión:  iniciaremos con una capacidad de carga alrededor del 30 por ciento que se irá incrementando, dependiendo de los semáforos sanitarios que se aplican por la pandemia del Coronavirus que todavía está latente, lo primero es garantizar la salud de nuestros trabajadores y los usuarios, evitando aglomeraciones –aseveró.

López Calzada confía en que con la ayuda de todos los prestadores de servicios turísticos de Yucatán, “los flujos serán moderados para no generar congestionamiento de personas en ninguna zona arqueológica”.

KUKULCAN BAJARA SIN TESTIGOS

Sobre la “bajada” de Kukulcán, el fenómeno arqueo-astronómico que se registra en el Castillo de Chichén Itzá en marzo y septiembre y atrae a miles de visitantes de Asia, Europa, México y Latinoamérica, así como turistas de Estados Unidos y Canadá, esta vez no se podrá apreciar.

El fenómeno de luz y sombra que se asemeja el descenso de una enorme serpiente sobre la alfarda norte del Castillo, será sin testigos “para evitar aglomeraciones, por eso decidimos que la zona arqueológica de Chichén Itzá se abra el 22 de septiembre para no tener ese evento que tradicionalmente se hace el 21”.

En Chichén Itzá el aforo permitido será de 3,000 visitantes diarios.

Y en Dzibilchaltún, los visitantes no tendrán acceso al Cenote Xlakah, el Templo Parado y la Aldea Maya.

Las siete zonas arqueológicas abrirán de lunes a domingo, de 8 a 17 horas.

El último acceso a esos sitios será a las 16 horas.

En el caso de Chichén Itzá, se recomienda como horario para agencias, preferentemente, de 11 a 14 horas.

Sólo se permitirá la entrada de grupos con un máximo de 10 personas, incluidos los grupos guiados por operadores de servicios turísticos.

Los horarios especiales, al igual que Noches de Kukulcán, están suspendidos.

El Museo Regional de Antropología, Palacio Cantón, reabrirá con horario de lunes a viernes, de 10 a 17 horas. El último acceso será a las 16:30 horas.

El Museo del Pueblo Maya, ubicado en la zona arqueológica de Dzibilchaltún, estará abierto de martes a domingo, de 8 a 15 horas.

De forma permanente, el Centro INAH Yucatán contará con una comisión de trabajadores que vigilará y dará seguimiento a los protocolos de salud para garantizar que se apeguen a los estándares, en términos del Acuerdo por el que se establece una estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, así como lo señalado en el Plan de retorno e incorporación del INAH a la nueva normalidad.

Para ingresar a las zonas arqueológicas y museos, el público deberá portar cubrebocas desde su llegada, para protección del personal que expedirá el boleto y para los que revisan los tickets en los módulos de entrada.

No se permitirá el acceso a quienes no porten cubrebocas.

El visitante deberá de mantener, en todo momento, una sana distancia, estableciendo una separación de al menos 1.5 metros, con excepción de los niños que deberán estar acompañados de un adulto.

Se pide a los visitantes evitar el contacto físico con barandales, puertas, señalética o superficies, así como como a portar caretas con gorra para evitar cualquier tipo de contagios.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 8 = 15