Deportes, Yucatán

Cumple 30 años de forjar campeones

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El maestro Enrique Cerón Espinosa revela que su recompensa es verlos en el podio con sus medallas

Por Martha López Huan

Visualizar talentos en atletismo, levantamiento de pesas y otros deportes es difícil, pero para el maestro en Educación Física Enrique Cerón Espinosa es como levantar la mirada al cielo y ver una estrella.

Ese don le ha permitido durante 30 años forjar atletas de Ticul, Oxkutzcab y su natal Tekax.

—Me siento contento, ya son 30 años de labor que, aunque pasaron rápido, los he disfrutado —precisó.

En entrevista exclusiva para hablar de su trayectoria, el maestro Cerón Espinosa dijo que entre sus logros destaca haber hecho campeones en Yucatán a dos generaciones de la familia Sánchez.

—Juan Sánchez logró medallas de oro y su hijo fue campeón nacional —añadió.

Actualmente cuenta con el apoyo de su hijo Eduardo, “hemos hecho una buena mancuerna: él ve a los más pequeños de iniciación y yo a los más grandecitos. Ahora estoy muy contento y espero seguir trabajando muchos años más”.

—Maestro, ¿cómo detecta el talento?

—El trabajo comienza en las escuelas de Tekax, Oxkutzcab y Ticul, ahí nos damos cuenta del talento y después convencemos a los padres para que les den permiso a los niños de entrenar —precisó.

Su rostro dibuja una sonrisa y se hincha de orgullo cuando habla de las medallas de oro, plata o bronce que ganan sus atletas, “los arduos entrenamientos o las idas a buscar a sus casas ida y vuelta valen la pena”.

—No importa poner mi vehículo a disposición de los niños y entrenadores, lo que cuenta es que descubran su talento, que se den cuenta que el deporte es lo mejor para el cuerpo y el espíritu —aseveró.

Su mirada se llena de gratitud hacia Dios, “todo se puede porque nos brinda salud, eso es suficiente para seguir adelante”.

Aunque ya pasaron seis lustros, Cerón Espinosa dijo que seguirá firme, “porque el deporte es disciplina, fomenta valores y encauza por el camino del buen”.

Como ejemplo recordó a un pequeño que no vive con sus padres, “gracias al Deporte ha tenido grandes cambios de actitud”.

Las satisfacciones han sido grandes, como las estrellas en el firmamento.

—Una vez, hace muchos años, una alumna me dijo: “profe, ¿a ti quién te paga por venir a entrenarnos si yo no traigo dinero y los demás tampoco se dan nada?” —evocó.

La respuesta del maestro fue sencilla: “Te acuerdas cuando estabas en el podio y me gritaste ‘¡cinco medallas profe, cinco medallas! , pues ese es el mejor pago hija. No todo es dinero en la vida”.

Con cariño recordó a esa niña, estuvo mucho tiempo con nosotros,  pero ahora ya trabaja y es mamá”.

Uno de sus máximos descubrimientos del promotor deportivo fue el pesista José Lino Montes, quien destacó en los Juegos Olímpicos de Londres.

Las historias de atletas que han dado renombre a Yucatán en boxeo, lanzamiento de bala, salto de altura y longitud siguen por docenas y entre ellas también destaca el de su otro hijo Enrique Cerón Viana, quien ha ganado múltiples carreras en la Península de Yucatán.

Las satisfacciones, sin duda, son como todas las estrellas del firmamento.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *