Mérida, Portada, Yucatán

Conmueve a una mujer de Umán la visita de Mauricio Vila Dosal a su negocio

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El gobernador de Yucatán gira instrucciones para que le envíen una estufa,  ollas y una vaporera para los tamales

ESPECIAL/Contacto Noticias

Los tamales de la umanense doña María Isabel Chan Ortiz cautivan al gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, quien al notar las carencias y necesidades de la viuda, gira instrucciones para que le envíen una estufa, ollas y una vaporera.

La suerte sonrió a doña Chabela de la colonia Santa Cruz de Umán, cuando el gobernador entró a su negocio a saciar un antojo de tamal colado que ella misma elaboró con ayuda de un viejo asador que ha utilizado en los últimos 20 años para cocer los antojitos yucatecos, cuyas ganancias sirven para sostener a su familia.

Vila Dosal prueba un tamal colado, elaborado por doña Chabela, de la colonia Santa Cruz de Umán.

Doña María Isabel y un grupo de mujeres que ayudan a cocinar los antojitos yucateco, le platicó al gobernador que el año pasado quedó viuda y el negocio familiar se ha convertido en su único sustento económico, sobre todo, ante las dificultades que ha traído la pandemia del Coronavirus.

La especialidad son los tamales colados y vaporcitos, al día cocina 100 tamales torteados y 50 colados, y por las noches vende empanadas de queso, carne y hasta chicharra.

Ahí, le enseñó al mandatario el proceso para cocinar sus delicias.

Al observar el último proceso de cocción, Vila Dosal se dio cuenta que la familia que trabaja en ese negocio utiliza herramientas de cocina desgastadas, como, por ejemplo, el asador y la vieja olla en la que se ponen a cocer los tamales.

Al observar y escuchar las necesidades de la mujer, el gobernador giró instrucciones a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para que entreguen una estufa, ollas y una vaporera a doña Chabela, a fin de incrementar su producción y obtener mayores ventas.

“Nunca esperé que un Gobernador nos visitaría para probar nuestros tamales, reconozco la cercanía que Mauricio Vila tiene con los yucatecos, ojalá nos siga ayudando para tener más trabajo y así apoyar a los vecinos que nos piden trabajo”, dijo la mujer.

Conmovida por la inesperada visita, la mujer de 50 años de edad, agradeció el gesto “que nos cambiará la vida”.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 7