Home » Deportes » “Arriba el béisbol mexicano”

“Arriba el béisbol mexicano”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El Fernando “El Toro” Valenzuela considera “un gran detalle” que retiren el número 34 de la LMB y que el próximo 6 de julio todos los equipos usen camisetas con los dígitos que le dieron fama en México y EU.-  #Ley34nda.

Por Martha López Huan

El legandario pítcher mexicano Fernando “Toro” Valenzuela en el estadio Kukulcán en abril de 2013, cuando los Leones de Yucatán retiraron el número 34. (Martha López Huan)

Es un gran detalle y un honor que la Liga Mexicana de Béisbol retire el número 34 y que el próximo 6 de julio todos los jugadores y equipos usen esos dígitos; muchas gracias, manifestó el legendario pítcher Fernando “El Toro” Valenzuela Anguamea, actual propietario de los Tigres de Quintana Roo.

–Arriba el béisbol mexicano –indicó el ex lanzador de los Dodgers de Los Angeles, a quien la LMB le rendirá tributo el 6 de julio “por su invaluable aportación al Rey de los deportes y, en el diamante, como el pítcher más exitoso de todos los tiempos”.

Al considerarlo como embajador cultural del deporte mexicano hacia el mundo, la Liga organizará actos conmemorativos en todos los estadios del país y en sus plataformas digitales publicará diversos contenidos celebrando al “Toro” Valenzuela promoviendo #Ley34nda.

El 6 de julio próximo será el Día de Fernando Valenzuela en México para inmortalizar al ganador del Novato del Año y Cy Young, así como campeón de la Serie Mundial en 1981.

Fernando Valenzuela, quien entre sus premios tiene dos bats de plata y un guante de oro, nació el 1 de noviembre de 1960 en Etchohuaquila, Sonora. Inició su carrera profesional en 1977 y al año siguiente jugó su primera temporada en la Liga Mexicana de Béisbol con el club Tuzos de Silao.

En 1979 marcó su despegue, al ser contratado por Angeles de Puebla, quienes a su vez lo cedieron en préstamo a los Leones de Yucatán.

Como pítcher de Yucatán tuvo una destacada campaña, con la que ganó el premio Novato del Año de la LMB.

Amigos y familia felicitan a Fernando “Toro” Valenzuela durante el homenaje que recibió en 2013 de la directiva de los Leones de Yucatán, cuando el equipo retiró el número 34. (Martha López Huan)

Ese mismo año llamó la atención del scout de Dodgers de Los Ángeles, Camilo “Corito” Varona, quien lo refirió con el buscador Mike Brito para firmar con la organización ligamayorista el 6 de julio.

El zurdo mostró rápidamente sus cualidades y debutó en septiembre de 1980, lo que marcaría el inicio de su leyenda y la “Fernandomanía” en México y Estados Unidos.

Sus hazañas comenzaron con la Temporada 1981, en la que se convirtió en el primer jugador en la historia de MLB en ganar los premios al Novato del Año y Cy Young en la misma campaña.

En ese histórico año también conquistó la Serie Mundial, lanzando las nueve entradas del tercer juego.

Fernando Valenzuela estuvo 11 temporadas con Los Dodgers, en las que consiguió 141 triunfos y 1,759 ponches.

Participó en seis Juegos de Estrellas y en 1990 registró un partido sin hit ni carrera.

Sus grandes actuaciones lo convirtieron en el primer gran ídolo que unió con el béisbol a la comunidad mexicana en Estados Unidos y aumentó la difusión del Rey de los deportes en este país.

Su regreso a la Liga Mexicana de Béisbol se dio en la Temporada 1992 con el equipo Charros de Jalisco, con quienes también jugó en 1994.

Luego siguió su carrera en la Unión Americana con los equipos de Los Angeles, Orioles de Baltimore, Filis de Filadelfia, Padres de San Diego y Cardenales de San Luis, con éstos cerró su etapa como jugador profesional en 1997.

Después de su retiro, se unió como comentarista a las transmisiones de radio en español de Los Dodgers y participó como coach de pitcheo de la Selección Mexicana de Béisbol en los Clásicos Mundiales de 2006, 2009, 2013 y 2017.

En 2017 regresó nuevamente a la Liga Mexicana de Béisbol, en una nueva faceta: como propietario del club Tigres de Quintana Roo.

Desde abril de 2013, el número 34 de Fernando Valenzuela enmarca el fondo del jardín central del Parque Kukulcán y se une al de Carlos Paz, Ricardo Conde, Ray Torres, Juan José Pacho, Leonel Aldama, Mercedes Esquer, Héctor Espino y Fernando Villaescusa, cuya labor dieron gloria al béisbol en Yucatán. Debajo, la imagen del pítcher mexicano que triunfó en varios equipos de Grandes Ligas, principalmente con los Dodgers de Los Angeles, donde surgió la “Fernandomanía). (Martha López Huan)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*