Nacional, Último momento

Alta contaminación en el cenote Chen Há

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

El equipo de Sergio Grosjean Abimerih descubre 112 medidores de luz en el cuerpo de agua de Kopomá

Por Martha López Huan

Fotos: Cortesía Expedición Grosjean

El cenote Chen Há de Kopomá tenía en su interior 700 kilos de residuos sólidos, manifestó Sergio Grosjean Abimerih, quien junto con su equipo logró sanear el cuerpo de agua el 4 de diciembre pasado.

—Gracias a fundaciones, asociaciones civiles, órdenes de gobierno, ejidos, pobladores,  espeleo-buzos y personal técnico podemos consolidar este tipo de proyectos —comentó el también escritor e investigador.

La limpieza del cenote Chen Há de Kopomá, que duró unas cinco horas, se realizó con apoyo de Fundación Bepensa.

A diferencia de otros saneamientos,  se desenterraron medidores de luz, “los mismos que se utilizan en hogares y empresas”, gracias a la experiencia de los espeleo-buzos y un detector de metales.

—Ese tipo de aparatos electrónicos tienen componentes altamente contaminantes como cobre, plomo e imanes, por eso nos preguntamos si esos metales pesados originaron la muerte de peces que se observaron depuestos en el fondo —aseveró.

Sergio Grosjean y su equipo descubrieron que “los peces muertos estaban en buen estado de conservación y en otros sólo se vislumbraba el esqueleto”.

También descubrieron los cráneos de tres cocodrilos.

Al final de la jornada contabilizaron 112 aparatos, muchos completamente corroídos por el paso del tiempo y algunos adheridos a mandíbulas de animales.

Por fortuna se identificaron peces vivos como mojarras y Aluh (en maya, bagres de cenotes).

Sergio Grosjean consideró que la contaminación en cenotes atentan contra la salud, “no sólo de la población que vive cerca y aprovecha el agua de pozo para consumo humano, sino también de sus animales y hortalizas”.

—Las poblaciones cercanas viven un riesgo inminente, ya que no se eliminan los metales pesados —aseveró e hizo un llamado a los tres órdenes de Gobierno para que tomen cartas en el asunto,

La incógnita para la expedición Grosjean siguen siendo dos: ¿quién arrojó los medidores de energía eléctrica y por qué?

Para evitar ese tipo de contaminación, exhorta a la población custodiar los cenotes de la Península de Yucatán, “porque el agua que contienen, de una u otra forma, llega a los hogares”

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1