Velan por nuestra seguridad

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
vila2
Como estaba previsto, el alcalde, Mauricio Vila Dosal, supervisó el apuntalamiento preventivo en el predio ubicado en la calle 44 con 69 del centro, uno de los nueve edificios del Centro considerados como monumentos históricos que serán intervenidos de la misma manera,  a fin de prevenir posibles afectaciones a los ciudadanos y a los vecinos de la zona.
Como se recordará, a mediados de enero el Ayuntamiento anunció modificaciones al Reglamento para Regularizar la Limpieza, Sanidad y Conservación de los Predios Ubicados en el Municipio de Mérida, que señala que esta autoridad podrá llevar al cabo por cuenta del propietario o del poseedor de un inmueble obras o acciones que correspondan para corregirlas, quedando aquéllos obligados a liquidar el costo de ellas al Ayuntamiento, para asegurar el interés público, la salud y la seguridad de la comunidad.
En coordinación con el INAH se señaló la necesidad urgente de trabajar en nueve predios de la zona ya que presentan un mal estado de conservación que requieren un diagnóstico estructural más profundo, pero que, sin embargo, se debe realizar en ellos trabajos preventivos, anteponiendo el interés público.
vila3
Los nueve predios que, según la dependencia federal , presentan un grado latente de peligro, son los ubicados en las siguientes direcciones: Calle 47, No. 502, entre 60 y 62; calle 42, No. 552, entre 65 y 67; calle 65, No. 394 A, entre 42 y 44; calle 65, No. 425, entre 46 y 48; calle 69, No. 413, esquina con 44 (que hoy inició su intervención); calle 48, No. 505 esquina con 63; calle 39, No. 501 B, entre 60 y 62; calle 52, No. 548 A esquina 71, y calle 52 No. 556, esquina 71.
El Ayuntamiento, desde entonces, hizo todas las gestiones pertinentes para establecer la necesaria coordinación con el INAH y ahora contando con la autorización y supervisión de la dependencia inicia los trabajos de apuntalamiento de los predios ya señalados.
Hoy, vecinos del rumbo manifestaron su beneplácito por esta acción, que desde hace años habían solicitado. El alcalde explicó que el apuntalamiento no es una solución permanente, pero evitará el riesgo de posible derrumbe de los edificios.
vila4
Comentó que los propios vecinos le informaron que el predio ya señalado tiene unos 40 años en el abandono y agregó que en el Centro Histórico hay otros que están en la misma situación desde 1901.
—La seguridad de los peatones y de los vecinos de la zona es lo primordial para nosotros,-manifestó el alcalde en el acto en el que personal de Obras Públicas inició los trabajos de apuntalamiento.
El trabajo de intervención inició hoy en uno de los tres que, según el INAH, son los considerados de mayor riesgo, además de los ubicados en la calle 42 entre 65 y 67, y 39 entre 60 y 62. Los trabajos que se realizarán consistirán en apuntalar, limpiar y cerrar los predios, en los que se invertirán $500,000.
Los trabajos en los tres primeros predios tendrán una duración de tres semanas.  Los dictámenes de estos sitios fueron elaborados por ingenieros de la Dirección de Obras Públicas.
El alcalde señaló que con el Patronato del Centro Histórico, la Dirección de Obras Púbicas del Ayuntamiento buscará involucrar a la sociedad civil, probablemente al Colegio de Ingenieros, para que elaboren un dictamen del resto los inmuebles que valen la pena ser rescatados o en su caso, los que deben ser demolidos.
Vila Dosal precisó que en  estos primeros trabajos  participan unas 20 personas de la dirección de Obras Públicas, pero conforme se entreguen los dictámenes se podría integrar personal de Desarrollo Urbano de modo que llegarían hasta 50 trabajadores.
Comentó que la mayoría de esas casas son muy antiguas e incluso hay unas que se construyeron hace 140 años.
Vecinos del predio intervenido comentaron al alcalde que en ese lugar la gente tiraba basura, animales muertos y servía de refugio para teporochos e incluso mujeres de la calle, y aseguraron que hace unos años hubo un homicidio en el mismo.
Entre los vecinos que acompañaron al alcalde estaban María de los Ángeles Álvarez Sánchez, Hilda Vega, José Flota, Concepción Acuña Vargas, Jesús Manuel Sosa Novelo, Felipe Domínguez Sosa y Lina Sosa Medina.
El director de Obras Públicas, Virgilio Crespo Méndez, explicó que en el predio en el que hoy trabajan será estabilizado para proteger a quienes pasan por el lugar, y luego se pondrán en marcha acciones de rescate para dejar el predio en condiciones más aceptables y seguras.
Participaron también César Bojórquez Zapata, coordinador general de Funcionamiento Urbano; Armando Villarreal Guerra, director de Gobernación; Raymundo Vargas Cruz, presidente del Patronato para la Preservación del Centro Histórico, además de personal de Obras Públicas y Protección Civil.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *