Urge más respeto y cariño para la mujer

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Doña Cristina Perera Chuc, quien cumplirá 100 años el 29 de junio próximo, revela que la felicidad es el secreto de la longevidad.- Pedro Infante, Jorge Negreto y Agustín Lara, sus artistas favoritos

Por Martha López Huan

Doña Cristina Perera Chuc dice que el Día Internacional de la Mujer se conmemora, no se celebra. (Martha López Huan)

¿Conmemorar el Día Internacional de la Mujer? Creo que ese día no se debe ni mencionar porque las mujeres siguen sufriendo: algunas son maltratadas por sus esposos, otras no reciben cariño de sus hijos y otras más son violentadas por la falta de educación en una sociedad de doble moral, dice doña Cristina Perera Chuc, quien el 29 de junio próximo cumplirá 100 años de vida.

–Honestamente, creo que urge brindar más respeto y cariño a la mujer de México y el mundo –agrega desde el cómodo sillón de la sala de su hogar, ubicado en el barrio de San Sebastián.

En entrevista exclusiva en el marco del Día Internacional de la Mujer, doña Cristina, quien nació en el siglo XX y lleva 18 años en el XXI, lamenta que se hayan ido los tiempos en los que todo era muy barato y el género femenino era muy apreciado por sus valores.

Una imagen que permanece viva en su recuerdo. (Martha López Huan)

–Yo fui una mujer muy feliz,  crecí muy pobre con mi madre que era originaria de Motul –dice y recuerda que al principio pasaron necesidades, “porque mi madre sólo hablaba maya. Antes, en Mérida era difícil encontrar a gente que entendiera el idioma maya”.

En compañía de algunos de sus hijos (Antonio y Víctor Patrón Perera, fueron de su primer matrimonio, luego nacieron Pablo, Violeta, Isabel y el otro Pablo Castillo Perera), considera que en tiempos pasados se valoraba más el papel de la mujer: “muchas sufren por la falta de educación de sus hijos, que incluso las sacan de sus hogares para no darles cuidado ni alimentación”.

Doña Cristina, quien a sus 99 años se expresa, escucha y habla muy bien, también bromea sobre la mujer de hoy, “creo que se deben arreglar y verse bonitas para tener novio”.

–¿Cuál es el secreto de su longevidad?

Doña Cristina, quien tiene 12 nietos, 13 bisnietos y siete tataranietos, sonríe y expresa: “la felicidad, siempre fui feliz. Gracias a Dios no tuve ningún problema con nadie. Mis hermanos eran mayores cuando nací y siempre me consentían. Y con el paso del tiempo Dios me dio buenos hijos, sólo dos me salieron borrachitos”, agrega y se carcajea.

Otro punto favorable es que disfruta la vida y se muestra agradecida con Dios, “porque me permitió conocer gente buena como Pedro Infante Cruz. El pasaba en la puerta de la casa y les regalaba 20 centavos a los niños para que compren su bolsa de galletas. Algunos le pedían que cante ´Amorcito corazón´ que estaba de moda y los complacía”.

De hecho, confiesa que Pedro Infante, Jorge Negrete y Agustín Lara son sus artistas favoritos.

–Antes todo era mejor –asegura y recuerda que cuando creció todo era barato, 50 pesos costaba un toro, con 20 centavos comprabas un kilo de carne, ahora con 100 pesos no haces nada”, dice la vecina del barrio de Santiago, quien nació en una finca de Izamal.

Doña Cristina, quien en la entrevista estuvo acompañada de sus nietas Violeta Rodríguez Castillo y Bárbara Castillo Marín, su bisnieto Henry Castillo Tzuc y sus sobrinas Sayma Rosaldo González Moreno y Margarita Moreno Bello, hizo un llamado a la sociedad: “apoyen y valoren el papel de la mujer, para que conmemoremos su Día Internacional como debe ser. No celebremos, conmemoremos…”

Doña Cristina con sus nietas y bisnieto. (Martha López Huan)
Doña Cristina con tres de sus hijos. Debajo, con sus sobrinas. (Martha López Huan

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *