UADY, a la vanguardia en bibliotecas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La gestión de la información ha sido siempre un asunto de vital importancia para la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Organizarla de manera disponible para apoyar los procesos de investigación y aprendizaje de su comunidad y de la sociedad se inscribe de manera prioritaria en el Plan de Desarrollo Institucional (PDI).

Por ello las transformaciones que el uso de la tecnología y el trabajo en red están provocando en esos procesos, están cuestionando la capacidad de los sistemas tradicionales de las bibliotecas para tratar esa complejidad y soportar el trabajo de los usuarios en el nuevo entorno digital basado en la web y las posibilidades de colaboración que ofrece.

Durante la mayor parte de su historia, las bibliotecas han vivido en el mundo de lo impreso. Hoy, la digitalización de documentos cobra vital importancia, así como la catalogación a través del Sistema Bibliotecario de la UADY, que inició en 1984.2109148918d46c9med

A través de un diagnóstico de la situación de las bibliotecas, se propuso la creación de lo que hoy conocemos como Sistema Bibliotecario, que agrupa los acervos por área del conocimiento, lo cual ha llevado a que de 22 recintos que existían con anterioridad y estaban dispersos, a la fecha operen 12 en ubicaciones estratégicas.

Así, la Universidad cuenta con las bibliotecas de Ciencias Sociales, Ciencias de la Salud, Ciencias Exactas e Ingenierías, Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Arquitectura y Arte. Ésas se complementan con la Biblioteca Multidisciplinaria de la Unidad de Tizimín, la Biblioteca Central, las ubicadas en las escuelas de Educación Media Superior y dos más de carácter departamental en la Facultad de Contaduría y Administración y el Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”, en el área de sociales.

El Sistema Bibliotecario Universitario tiene un desarrollo importante que se ha sostenido en los últimos 15 años, y está basado en la conjunción de elementos organizacionales, de políticas institucionales adecuadas, de recursos humanos y documentales que lo sitúan como uno de los más utilizados en el país y con un potencial a corto plazo de prestación de servicios con calidad.

Su coordinador, Alberto Arellano Rodríguez, indica que el acervo bibliográfico de la máxima casa de estudios es aproximadamente de medio millón de volúmenes, adquiriendo entre siete y 10 mil unidades al año.

El mundo digital se impone. El alcance de las transformaciones que la tecnología y la información en red provoca en los procesos científicos y de aprendizaje es de tal magnitud, que somete a cuestionamiento las premisas sobre las que hasta hace muy poco tiempo se basaba el trabajo en las bibliotecas.

En el mundo altamente conectado por Internet y las telecomunicaciones, no sólo cambian los escenarios, las actitudes y el uso de esa información, sino el propio concepto de lo que es un objeto de información y, por ende, la forma en que debemos gestionarlo para poder dar soporte a aquellos procesos en este contexto digital.

Ante esa situación se prevé que en los próximos 30 años el acervo bibliográfico de la UADY crezca menos en papel y más en fuentes electrónicas. Arellano Rodríguez asegura que entre libros, folletos y hojas sueltas se han digitalizado alrededor de 25 mil documentos, unas ocho millones de páginas.

¿Qué se ha digitalizado sobre todo con el propósito de conservación?, se le cuestionó.

-La Colección Yucateca que se encuentra en la Biblioteca Central, uno de los acervos más importantes en la entidad, cuenta con valioso material informativo. Dicha colección está conformada por siete mil documentos.

Una de las herramientas digitales con mayor éxito en el Sistema Bibliotecario, comentó, es el servicio denominado “Pregunta a un bibliotecario”. A través de mensajería instantánea se ofrece información acerca de préstamos, procedimientos, colecciones y ayuda.

La UADY también realizó el catálogo del Sistema Bibliotecario del Estado de Yucatán, único en su tipo en el país, que incluye 401 mil títulos, 930 mil volúmenes de 28 bibliotecas públicas y privadas ubicadas a lo largo y ancho del estado, incluyendo el Fondo Bibliográfico del Seminario Conciliar. El objetivo: saber en qué recinto se encuentra el libro que buscamos con el fin de ir directo hacia él.

En dicho catálogo también se encuentra el Repositorio Estatal de Ciencia y Tecnología con 12 mil artículos y 27 mil tesis digitalizados. Arduo fue el trabajo de dos años para conformar el Sistema Bibliotecario del Estado de Yucatán, que puede consultarse en el sitio web de la máxima casa de estudios a través de un enlace.

Las bibliotecas de la Universidad avanzan en materia tecnológica. En breve los usuarios podrán conocer la ubicación de los libros e incluso acceder a los que se encuentran digitalizados con sólo pulsar una aplicación en su propio teléfono celular.

Los sistemas “iOS” y “Android” soportarán los títulos de los 500 millones de ejemplares de la UADY a fin de que estudiantes, académicos y sociedad conozcan en qué biblioteca se ubica el volumen que buscan y obtenerlo sin visitar más que un recinto.

La biblioteca electrónica de la UADY ha tenido mejoras significativas en los últimos años. Los retos en el ámbito de los servicios académicos que brindan, serán: aprovechar toda la capacidad instalada del Sistema Bibliotecario para ofrecer fuentes de información suficientes, actualizadas, con valor agregado, de manera adecuada y ágil, acorde a las necesidades de la dinámica del desarrollo universitario, así como fortalecer los acervos de consulta en las bibliotecas, pero particular aquellos que sirven de apoyo a la impartición de los programas educativos.

 

 

fuente:

http://yucatanahora.com/noticias/uady-vanguardia-bibliotecas-50111/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *