Nuevos estudios al Códice Tro Cortesiano Maya

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Cultur firma convenio con España y Rusia para conocer más sobre el libro que se encuentra en el Museo de América de Madrid.- Planes para los de Dresde y París

 

Por Martha López Huan

 

Galina Ershova, Miguel Angel Recio Crespo y el titular de Cultur, Dafne López Martínez en España. (Cortesía)

México, España y Rusia firman un convenio para realizar nuevo estudio al Códice Tro Cortesiano Maya o Códice de Madrid para tener mayor conocimiento de los análisis y difundir los resultados, manifestó Dafne López Martínez, director del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur).

–El nuevo análisis permitirá conocer más sobre el patrimonio de la civilización maya –agregó sobre el Códice que es el libro más importante que conserva el Museo de América de Madrid, junto con el Códice azteca de Tudela.

La firma se realizó en España ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como con la Universidad Estatal de Humanidades de Rusia.

Durante la firma del convenio de colaboración, el titular de Cultur aseguró: “con este proyecto se le apuesta a seguir preservando nuestra cultura milenaria”.

La firma se realizó con el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Archivos y Bibliotecas de España, Miguel Angel Recio Crespo; la titular del Museo español de América, Concepción García Sáiz, y la directora de Estudios Mesoamericanos “Yuri Knórosov”, Galina Ershova.

 

UN CODICE DEL SIGLO XV

El Tro Cortesiano, que data del siglo XV,  es uno de los tres códices de los mayas prehispánicos que se conservan en el mundo y contiene 112 páginas con escrituras, pinturas de escenas, símbolos y jeroglíficos mayas sobre su religión, dioses, astronomía, actividades económicas, calendarios y ciclos de vida.

Al término del evento, López Martínez señaló que Yucatán también colaborará en la realización de nuevos análisis en los Códices de Dresde en Alemania y el Códice Peresiano de París,  “para que se tengan resultados más precisos de los símbolos y la escritura maya”.
A su vez, Galina Ershova, principal impulsora del proyecto y que se hará cargo de la transcripción de los glifos, recordó que de 1952 a 1963 el científico ruso Yuri Knórosov fue quien descifró la escritura maya.

–Hay una tercera parte del documento que no se puede leer a simple vista por las condiciones que presenta, pero nuestro equipo realizará un nuevo examen –informó y añadió que los trabajos de relectura se realizarán mediante fotografías de alta resolución para ofrecer un conocimiento más exacto del contenido.

La especialista rusa, quien realiza diversas investigaciones en Yucatán, comentó que de los tres códices que hay en el mundo, el que está en Madrid es el más extenso: mide 6.82 metros de longitud.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *