Islam: La religión malentendida

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

“El Sagrado Corán confirma que no es un libro solo para los árabes, sino para todo el mundo hasta el final de los tiempos”

Por: Imam Azhar Goraya

imam-azhar-goraya

Islam es el nombre de la religión que Al-lah (el nombre de Dios en el Islam) reveló hacia el profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él (sa))(572-632 CE).

Esta revelación tomó forma en un libro santo: El Sagrado Corán.

El sagrado Corán es la palabra pura de Al-lah, no es un hecho del profeta Muhammad (sa).

Los musulmanes reciben sus enseñanzas desde dos fuentes que son el Sagrado Corán y las acciones y dichos del Profeta Muhammad (sa).

El Islam no es la cultura de los árabes, es la segunda más grande religión del mundo con más de 1.7 billones de creyentes en todas partes constituyéndola personas de todas las nacionalidades.

El Sagrado Corán confirma que no es un libro solo para los árabes, sino para todo el mundo hasta el final de los tiempos.

Cuando escuchamos la palabra “Islam”, pensamos de una cantidad enorme de conflictos, guerras y suicidios por bombas humanas. Pero en realidad el Islam no es eso, es una religión de Paz.

El Sagrado Corán, libro santo de los musulmanes dice:

En verdad, Al-lah os ordena permanecer en la justicia y dispensar un trato amable, y dar como se da a los parientes; y prohíbe la obscenidad, la maldad manifiesta y la transgresión. Él os exhorta para que caigáis en la cuenta (16:91)
Abu Musa Al-Ashari, un compañero del Profeta Muhammad (Que la paz y las bendiciones de Al-lah sea con él) le preguntó: ¿Quién es el más excelente entre los musulmanes? El profeta del Islam respondió:
Un musulmán es aquél de quién manos y lengua están a salvo, aquellos quienes desean vivir en paz.

Un musulmán respeta a todos porque es parte de su fe aceptar la libertad de fe de otros. El Sagrado Corán dice:

“No ha de existir coacción en la religión” (2:256)

El Islam confirma que la vida inocente es protegida, que es un pecado y una injusticia muy grande matar a un inocente. El Sagrado Corán dice:

“…Quien matara a una persona – salvo que fuera por asesinar a otra persona o por sembrar la discordia en el país – sería como si hubiese matado a toda la humanidad; mas quien diera la vida a uno sería como si hubiese dado la vida a toda la humanidad…” (5:33)
La palabra Islam significa literalmente Paz y obediencia a la voluntad de Al-lah, obediencia necesaria para conseguir la tan anhelada paz, la cual es el objetivo primordial del verdadero mensaje del Islam.

Cuando nos damos cuenta de que el mundo tiene un Creador, que es el Todopoderoso, Sabio y que tiene Amor para su creación entendiendo nuestras debilidades y que por lo tanto necesitamos de Su ayuda a cada momento, entonces podemos sentir el impulso de acercarnos a Él.

Hadhrat Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908), quien afirmó ser un profeta musulmán, el Mesías Prometido y reformador mundial de ésta época, escribió acerca de la majestad de Al-lah y nuestras responsabilidades hacia Él:

“Que escuche quien tenga oídos para oír: ¿Qué es lo que Al-lah desea de vosotros?

Que os volváis a Él solamente y no le atribuyáis iguales tanto en el cielo como en la tierra. Nuestro Dios es Único y está vivo ahora como lo estuvo en el pasado y escucha como escuchaba antaño.

Es en vano pensar que oye pero no habla pues en verdad Él oye y también habla. Todos sus atributos son eternos e infinitos y ninguno de ellos ha quedado ni quedará jamás en suspenso.

Es el  Único que no tiene compañero, hijo o esposa y el Ser Eterno incomparable a quién nadie puede asemejarse, nadie puede compararse a Él en sus atributos y sus poderes nunca menguan. Está cerca, aunque lejos; distante, aunque próximo.

Es el más alto, pero no puede afirmarse que haya alguien por debajo Suyo. Está en los cielos, pero no puede decirse que no esté en la tierra. Combina en sí lo más perfectos atributos y manifiesta virtudes que son realmente dignas de alabanza pues es la Fuente de toda excelencia y es Todopoderoso.

Todo el bien proviene de Él y a Él retornan todas las cosas; a Él pertenecen todos los bienes y en Él se conjuga la perfección. Está libre de defectos o debilidades y es el Único que tiene derecho a ser adorado por todos los que habitan en la tierra o pertenecen al cielo.”
(Rohani Jazain, vol. 20, Al Wasiyyat (El Testamento) págs. 10-11)

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *