Intoxicantes no tienen ningún lugar en Islam

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Por Iman Azhar Goraya

imam-azhar-goraya
Imam Azhar Goraya, misionero de la comunidad musulmana ahmadia y graduado en Teología Islámica e Idiomas, actualmente sirve en la Mezquita de Mérida, Yucatán. (Cortesía)

El Islam es la religión más practicada del mundo. Su libro el sagrado Corán que es la revelación divina de Al-lah (Dios) hacia el profeta Muhammad (Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él (sa)), habla acerca de cada parte de nuestra vida.

Su propósito es que a través de una relación verdadera con Al-lah (Dios) en concordancia con el actuar guiados por sus enseñanzas, una persona puede elevar su nivel espiritual, emocional y físico hasta que se viva en paz consigo mismo, con los demás y con su Creador.

Por estar en contra de este propósito, el Islam no permite ingerir ningún tipo o cantidad de embriagante.

El Profeta del Islam, Muhammad (sa) dijo una vez:
Todo embriagante es ilegal y así mismo todo aquello que causa intoxicación en grandes cantidades, es ilegal aún en pocas cantidades (Ibn Majah)

Según este sentido, cuando hablamos de “ilegal” se incluyen todos los tipos de drogas (heroína, cocaína, mariguana, etc.) y alcohol (cerveza, vodka, tequila, etc.).
El sagrado Corán trata de salvarnos de todo aquello que nos daña. Y el daño causado por el alcohol es un hecho que involucra a todos en realidad.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo excesivo del alcohol.

El alcohol se clasifica como carcinógeno, es decir que cualquiera que sea su consumo es un factor detonante que nos conduce a un mayor riesgo de muchos tipos de cánceres.
El Islam también habla acerca del efecto del alcohol, su consumo dentro de la sociedad inmediata.

El Sagrado Corán dice:
¡Oh vosotros, los que creéis! Los intoxicantes, el juego de azar, los ídolos y las flechas de la suerte no son más que una abominación de las obras de Satanás. Absteneos, pues, de cada uno de ellos para que prosperéis. Satanás sólo busca crear enemistad y odio entre vosotros mediante los intoxicantes y los juegos de azar y apartaros del recuerdo de Al-lah y de la Oración. ¿No os vais, pues, a abstener? (5:91-92)

El alcohol nubla el juicio de una persona cuando bebe. Esto conlleva a más pleitos y fricción entre las personas, lo que el sagrado Corán menciona como enemistad y odio. Muchos casos de violencia doméstica están vinculados con el consumo del alcohol.

En una estadística impactante, el Dr. Villalobos de la UAM reporta que el 38% de los homicidios en el país se cometen bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

La segunda parte del versículo habla acerca de otro de sus riesgos: nos hace olvidar el recuerdo de Al-lah. Las personas beben porque quieren olvidar sus problemas y relajarse. De verdad, Aquél vacío que tratamos de llenar con el alcohol solo se puede llenar con el recuerdo de Al-lah.

El Mesías Prometido, Mirza Ghulam Ahmad (as) escribió:
“Nuestro paraíso es nuestro Dios. Nuestra máxima felicidad descansa en Él. Yo lo he visto y he encontrado en Él toda la belleza. Es un tesoro que merece ser adquirido aún a costa de nuestra vida; una joya digna de ser comprada aunque nuestra vida se extinguiera para obtenerla. Vosotros, los desposeídos: apresuraos hacia este manantial para que colme vuestra sed. Es la fuente de la vida que os salvará de la perdición. ¿Qué puedo hacer para implantar esta buena nueva en los corazones? ¿Con qué clarines puedo anunciar que éste es vuestro Dios? ¿Qué remedio puedo aplicar para que vuestros oídos escuchen mi voz? Si os hacéis de Dios, tened certeza de que Él será vuestro.” (Nuestras Enseñanzas, pág. 16)

Para aprender más acerca del Islam se puede asistir a las clases del Sagrado Corán todos los domingos a las 12 pm. También todos los jueves a las 7 pm y domingos a las 11 am a las reuniones con temática Islámica que se llama Café, Pastel e Islam.

La Mezquita de la Comunidad Musulmana Ahmadía se ubica en la calle 60 No. 453-A entre 51 del centro de Mérida, Yucatán.
999 129 4594 (cel. + whatsapp),  999 924 2222 (mezquita)
comunidadmusulmanaahmadia@gmail.com
www.ahmadiyya.es

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *