Don Giovanni regala talento y creatividad

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

 

La Orquesta Sinfónica de Yucatán cierra su Temporada XXIX con la ópera que estará el 15, 17, 19, 21 y 23 de junio en el Teatro José Peón Contreras

Por Martha López Huan

Tomás Ceballos interpreta al célebre don Giovani, la ópera del compositor autriaco Mozart que se estrenó hace 231 años en el Teatro de Prga. (Martha López Huan)

La ópera Don Giovanni, que ensalza al sinvergüenza conquistador que va por la vida haciendo lo que le plazca, llena de magia el Teatro José Peón Contreras de Mérida gracias a una impresionante escenografía y juegos de luces que lleva al espectador de paseo por la Sevilla del siglo XVII.

La magia también llega de la mano de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, cuya obra musical acentuó la riqueza vocal de los protagonistas Tomás Castellanos (Don Giovanni),  María Caballero (Doña Anna),  Alejandra Sandoval (Doña Elvira),  David Echeverría (Leporello), Leonardo Sánchez (Don Ottavio), Ariadne Montijo (Zerlina), Esteban Baltazar (Masetto) y ​​​​​​​​José Luis Reynoso (Comendador), cuyo talento recibió grandes regalos del público: ovaciones y bravos.

La participación del Taller de Opera de Yucatán que dirige María Eugenia Guerrero y el Estudio de Ópera de Bellas Artes, a cargo de Rogelio Riojas-Nolasco, embonaron en forma perfecta regalando frescura vocal a la obra jocosa  en dos actos que Mozart estrenó el 29 de octubre de 1787 en el Teatro de Praga, pero su presencia inundó una lluvia de creatividad en el recinto yucateco .

Actores, músicos y cantantes, bajo la dirección escénica del dramaturgo, guionista y diseñador mexicano Ragnar Conder, atraparon el humor negro del compositor Wolfgang Amadeus Mozart que se refleja en la historia de un sinvergüenza seductor de mujeres, disponible en cartelera el 15, 17, 19, 21 y 23 de junio en Mérida, para cerrar con broche de oro la Temporada XXIX de la OSY.

La ópera se desarrolla en la Sevilla del siglo XVII. (Martha López Huan)

“Don Giovanni es un personaje que va por la vida disfrutando su dinero y juventud y ese es el conflicto”, explicó a EFE el protagonista Tomás Ceballos antes del ensayo general que mostró momentos de magia y dinamismo, “porque aprovechamos el humor negro de Mozart y  jugamos con esa parte de la moralidad que usa el compositor y con el espejo del ser humano”.

La Escenografía e Iluminación, a cargo del estadounidense Peter Crompton y el argentino Carlos Arce, logaron recrear con múltiples efectos especiales y cuadros del período barroco del siglo XVII el atrio del Palacio del Comendador, jardines y el cementerio de Sevilla, la casa de doña Elvira y el comedor del palacio de Don Giovanni donde se desarrolla un final con la presencia de un ser sobrenatural.

La experiencia de Crompton en los sets fílmicos y la de Arce en la Compañía de Opera de Morelos, que se ha reflejado también en obras presentadas en el ámbito nacional e internacional,  dio un brillo excepcional a la puesta en escena de la Sinfónica de Yucatán, inspirado en el personaje del gentilhombre español Antonio de Zamora.

Los personajes de doña Anna, doña Elvira y Zerlina son el contrapeso del hombre seductor que luce su presencia varonil con capas, máscaras, sombreros y zapatos.

La diseñadora es Brisa Alonso, quien se inspiró en la opulencia y miseria de la sociedad española del siglo XVII que creó Lorenzo da Ponte, basado en el Don Juan de Tirso de Molina.

Tres momentos sublimes por la calidad vocal, musical y actoral de los protagonistas de la ópera Don Giovanni, cuya temporada baja el telón de las actividades organizadas de enero a junio de la Orquesta Sinfónica de Yucatán. (Martha López Huan)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *