Combaten violencia y discriminación con arte en Guanajuato

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
La cantante Itzel Rodríguez Macías con el coro de la Escuela Superior Diocesana de Música Sacra. (Cortesía)

Termina con éxito la I edición de Arborece con sedes en León, Irapuato y la capital del Estado.- Artistas aprovechan su quehacer para apoyar a grupos vulnerables

Por Martha López Huan

Talleres, conciertos, representaciones escénicas, proyecciones cinematográficas, obras pictóricas, procesos de creación literaria así como improvisación musical y poética se realizaron del 11 al 22 de abril en el Arborece que tuvo como sedes León, Irapuato y Guanajuato.

–La primera edición cumplió sus objetivos al brindar herramientas contra la violencia y discriminación a través del arte –aseguró la directora Ana Montiel, habló también de la equidad de género e inclusión social.

Arborece contó con la colaboración de artistas que brindaron talleres especiales para motivar a la sociedad y evitar la situación de violencia que se vive a nivel nacional, “todos brindaron su apoyo a las familias con miras a reconstruir el tejido social”.

–Cualquier expresión artística se convierte en arte cuando trasciende y toca a las personas en su individualidad, cuando impacta y deja huella, por eso, nos apoyamos en artistas que con su arte brindaron herramientas creativas para redireccionar inquietudes y expresar necesidades –agregó.

Bruno Salvador, artista escénico de trayectoria internacional, estuvo a cargo de un taller de improvisación dirigido a mujeres, al que asistieron 20 fluctuantes con la presencia constante de 12.

Al ver el resultado de las sesiones, aseguró que “ahora más que nunca saben que al transformarse y evolucionar están transformando y evolucionando a su comunidad”.

“Lo que me llevo como aprendizaje es la persistencia de esas mujeres para alcanzar aguas más altas calmadas, cual salmones nadando contra corriente, animando a más peces a descubrir el camino de ascenso del conocimiento y la conciencia. Gracias por la calidez y entrega en las dinámicas”, indicó.

Andrés Solís, quien impartió un taller de improvisación musical en la Escuela Diocesana de Música Sacra de Irapuato para 21 alumnos, comentó que de la primera a la última sesión fue notable la evolución “al principio estaban inhibidos por la inexperiencia con la improvisación”.

Las miradas no mienten: los niños disfrutaron el Arborece de Guanajuato. (Cortesía)

–En el taller no se juzga a nadie, se viene a aprender. No importa equivocarse,  los “errores” se convierten en parte de la musicalidad –aseveró.

A su vez, la actriz de cine Anajosé Aldrete Echevarría aplicó sus conocimientos y herramientas para el taller integral sobre bullying y equidad de género.

Uno de los procesos vivenciales relevantes en el Arborece fue la representación de una obra integrada por las experiencias de mujeres que vivieron situaciones de extrema violencia y ahora se encuentran refugiadas y protegidas en el Centro Externo Mi casa, donde reciben clases de guitarra, corte y confección, repostería y computación.

Participaron siete madres de familia y una adolescente que, con las enseñanzas de Anajosé y Sandra Milena y la guía del  hipnoterapeuta Juan Alfonso Torres, lograron llevar a escena un texto sensible, emotivo, profundamente doloroso, con ciertos asomos de alegría y esperanza.

La representación final del trabajo se complementó con la intervención de Sandra Milena Gómez para los aspectos de danza y la musicalización de Andrés Solís.

Sandra Milena Gómez, que estuvo a cargo del taller de danza “Seres libres” en el Centro Externo Mi casa, trabajó con siete mujeres refugiadas en el centro y 12 niños.

A lo largo del taller se avanzó notoriamente en su trabajo con respecto a ciertos conceptos e ideas de empoderamiento del género.

La muestra les resultó benéfica, ya que sacaron muchas cosas tanto en el taller como en la escenificación de la obra basada en sus vivencias y externaron lo que tenían guardado y eso les ayudó a sanar”.

–Creo que este tipo de trabajo es muy importante, sobre todo para acercarse a las comunidades donde no llegan estos talleres artísticos. He tenido otras experiencias en India y Colombia, pero hay que llegar a más a sitios, como los refugios –indicó  Sandra Milena.

Para la escritora y poeta Cynthia Franco, quien impartió el taller “Mural Poético: Voces Visibles”, Arborece más que un circuito de artes, “significó asumir la voluntad de luchar y arriesgar para entrar con fuerza al trabajo dirigido a comunidades afectadas por la violencia y el desarraigo”.

–Fue una experiencia de aprendizaje con padres que estaban ávidos por encontrar vías de encuentro y liberación. Estar con ellos para hacerlos reír y activar la memoria a través de la escritura fue ver espejos, dolores, heridas que podían transmutar en liberación. Con niños y niñas indígenas, fue mostrarles la palabra como empoderamiento, como posicionamiento ante el mundo. Así es la palabra –aseguró.

El taller de formación coral “Musicalidad, un fenómeno de relaciones” estuvo a cargo de la cantante y directora Itzel Rodríguez Macías, quien impartió sus sesiones a un grupo de 50 participantes que ya forman parte del coro de la Escuela Superior Diocesana de Música Sacra en Irapuato.

Desarrolló ensambles que marcaban la pauta para dar pie a nuevos ritmos y sonidos emitidos con la voz, las palmas e incluso con los pies.

El recital “Musicalidad, un fenómeno de relaciones” bajó el telón de Arborece el domingo 22 de abril, con la alianza de Animasivo Festival de Animación Contemporánea de la Ciudad de México, así como artistas e instituciones, como Extensión Cultural de la Universidad de Guanajuato, Instituto Cultural de León, Centro de Atención Mi Casa, Centro de Desarrollo Indígena Loyola,  Foro Inundación, Centro Regional de Expresión Artística CREA, Escuela Superior de Música Sacra de Irapuato, Galería Corazón Parlante, Centro Cultural Mariel y Proyecto Antipasto.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *